Abanca mantendrá su obra social al margen de la antigua Fundación Novacaixagalicia

stop

Además de las actividades que desarrolle Afundación, se centrará en el emprendimiento, el microcrédito a proyectos y moverá la colección de arte de Caixa Galicia

Juan Carlos Escotet en la presentación de Abanca | EFE

27 de junio de 2014 (23:07 CET)

En tan sólo 24 horas, la antigua Novagalicia Banco ha sido capaz de borrar su imagen para siempre y transformase en Abanca. En menos de un día la entidad, propiedad ya de forma oficial del grupo venezolano Banesco, ha empleado más de 8.500 metros de rótulos para cambiar la imagen exterior de 630 edificios ubicados en 16 comunidades autónomas, así como en Londres, París, Ginebra, Portugal, Zurich y Venezuela. Aunque el exterior ya está arreglado, los nuevos dueños deben afanarse ahora en lo de dentro. Entre otras cosas, en la línea que seguirá su obra social, ya que el banco llevará a cabo actuaciones de Responsabilidad Social Corporativa más allá de su inversión en la antigua Fundación Novacaixagalicia, ahora Afundación.

La pervivencia de la antigua fundación fue una de las incógnitas que más rápido se despejaron. La pasada semana el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo garantizó que Abanca sería el principal mecenas de la entidad y aportaría cinco millones de euros durante los próximos cinco ejercicios. A partir de entonces, garantiza el 3% de los beneficios netos que obtenga la entidad financiera hasta 2044, aunque su aportación nunca podrá bajar de esos cinco millones al año.

Deporte de base y colección de arte

Durante el pasado año, más de un millón de personas participaron de las actividades de la Fundación Novacaixagalicia que cuenta, además, con cinco centros educativos dependientes, una residencia de estudiantes y tres bibliotecas. No obstante, Afundación es sólo una parte de la actividad de responsabilidad social que desarrollará Abanca, y cuyos pilares todavía se están diseñando en estos momentos, según explican desde la entidad.

De entre las distintas direcciones generales con las que cuenta el nuevo banco destaca la de Responsabilidad Social Corporativa, que dirigirá el primo de Juan Carlos Escotet, Miguel Ángel Escotet. Según el propio vicepresidente de Abanca explicó en diversas conversaciones en días pasados, las actividades de obra social del banco, más allá de Afundación, estarán basadas en el fomento del emprendimiento, el microcrédito a proyectos y el patrocinio de deporte de base. También se encargarán de mover la prestigiosa colección de arte heredada de Caixa Galicia y que no se integró nunca en la Fundación Novacaixagalicia. Una colección que, hasta ahora, Novagalicia custodiaba en A Coruña, en un edificio del Polígono de Pocomaco y que está formada por unas 1.300 piezas firmadas por artistas como Urbano Lugrís, Maruja Mallo, Salvador Dalí, George Braque, Joan Miró, Pablo Picasso o Marc Chagall.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad