Abanca liquida la gestora de capital riesgo de José Luis Méndez 

stop

GesCaixa Galicia, la sociedad que pilotó las inversiones de la caja en empresas como Norvento, Filmax o Continental, queda disuelta, al igual que sus dos fondos de referencia 

José Luis Méndez, en una imagen de archivo

en A Coruña, 05 de enero de 2016 (00:23 CET)

Juan Carlos Escotet prosigue las tareas de limpieza e higiene en el grupo de sociedades que heredó Abanca tras la compra de Novagalicia por parte del grupo Banesco, muchas de ellas ligadas a la corporación industrial. La entidad zanjó antes del final de año la disolución de GesCaixa Galicia, la sociedad de capital riesgo que creó José Luis Méndez para canalizar inversiones en materias tan diversas como el naval, el sector eólico o la producción cinematográfica.

La disolución de GesCaixa Galicia quedó registrada el día anterior a Nochebuena, el 23 de diciembre, con el cese de todo su consejo, en el que estaba Abanca Corporación Industrial y Empresarial, la nueva denominación de la anterior corporación de Novagalicia. Meses antes, en verano, trambién fueron disueltos los dos fondos de referencia de la sociedad de capital riesgo, Fondo Social Caixa Galicia y Fondo Invercaixa Galicia. Según fuentes financieras, GesCaixa carecía de actividad desde hacía tiempo y sólo operó como gestora de fondos, por lo que no mantenía participación alguna en empresas.

Invirtió en (casi) todo

Pero en la reciente y atormentada historia de las cajas gallegas su nombre estuvo presente reiteradamente. Fue el brazo que canalizó, por ejemplo, la compra de un 20% de la empresa eólica Norvento en 2004 a través del Fondo Invercaixa, destinó 5 millones ese mismo año a quedarse con un 7,8% de la productora Filmax, y entró de la mano con Xesgalicia –sociedad de capital riesgo de la Xunta-- y Rosp Corunna –brazo inversor de Sandra Ortega entonces en manos de su madre, Rosalía Mera-- en otra productora cinematográfica, Continental. También se hizo con el 10% de la Factoría Naval de Marín, cuando estaba controlada por el empresario vigués Pablo Comesaña y por el máximo accionista de Corporación Dermoestética, el valenciano José María Suescun.

Las aventuras con el capital riesgo de Méndez llegaron a sumar una inversión de 212 millones en el año 2006, cuando por primera vez una entidad privada superó a la Xunta en esta materia. Las empresas participadas por la corporación industrial superaron las 170 en el boom de GesCaixa. Había de todo: Centro Sanitario Integral Assistens, pizarrera Cupa,  Plásticos Ferro, Hornos Lamastelle...

El que fue su consejero director desde el año 2.000, Javier Carral, acabó sustituyendo al hijo de Méndez, José Luis Méndez Pascual, en la dirección de la corporación industrial en 2011, con las cajas ya funcionadas y la nueva entidad a punto de iniciar su caída hacia el rescate y posterior venta a Banesco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad