Abanca limpia la herencia de las cajas en empresas y ladrillo

stop

El banco simplifica el modelo de participadas separando el negocio inmobiliario del resto

Juan Carlos Escotet, vicepresidente de Abanca

en A Coruña, 20 de julio de 2015 (14:16 CET)

Abanca ha anunciado hoy la reorganización de su negocio de participadas mediante dos ampliaciones de capital no dinerarias por las que la entidad traspasará a la Corporación las sociedades no inmobiliarias, mientras que las inmobiliarias irán a una división propia. Así, la Corporación quedará con 110 sociedades y la inmobiliaria con otras 30.

Esta medida, con la que el banco pretende dotar de sencillez y eficiencia la gestión de las participadas, no afectará al modelo de negocio, sino que se trata únicamente de una modificación a efectos organizativos, apuntan desde la entidad en un comunicado.

La reorganización conllevará la desaparición de varias sociedades vehículo. Quedarán fuera 40 sociedades de carácter institucional; relacionadas directamente con la operatoria de la entidad, o sin actividad relevante, que quedarán dentro del banco pero que serán gestionadas igualmente por la Corporación.

Desde junio de 2012, fecha en la que Abanca inició el proceso de desinversión en participadas, el banco se ha desprendido de 67 sociedades cuyas ventas han reportado unos ingresos de 317,3 millones de euros a la entidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad