Abanca gana 267 millones hasta septiembre, un 0,4% más

stop

La entidad redujo un 200% sus provisiones y estrechó sus márgenes; la morosidad vuelve a caer y los activos dudosos ya solo representan un 1% de la cartera

Juan Carlos Escotet, vicepresidente de Abanca

en A Coruña, 27 de octubre de 2016 (17:30 CET)

Abanca ha cerrado los nueve primeros meses del año con un beneficio de 267 millones, prácticamente el mismo que en el mismo periodo del año pasado, con un leve ascenso del 0,4%.

La entidad que dirige Juan Carlos Escotet controla en Galicia el 31% del crédito y el 41% de los depósitos, consolidándose como el banco más importante de la comunidad. En los resultados destaca la reducción de la morosidad, con una tasa que se sitúa por debajo del 7% tras disminuir un 26% los saldos dudosos. El peso de estos activos dudosos equivalen al 1% del balance. 



La clave del crecimiento, dice Abanca, "estuvo en la actividad con clientes". En este sentido, resaltó en un comunicado que el margen comercial recurrente aumentó un 12% por el impulso "de la nueva financiación" y que el crédito a pymes y autónomos se elevó en 6.000 millones durante el periodo, un 22% más.

Menos provisiones y peores márgenes

La entidad liberó una gran cantidad de provisiones este año. Según la cuenta de resultados aportada por el banco, se sitúan en 126,8 millones, un 203% menos que en septiembre de 2015. El margen de intereses cayó un 6,9% y el margen bruto se desplomó un 42,4%.

Abanca destaca que está entre las entidades con mayor ratio de solvencia de España, con un exceso de capital de 1.186 millones sobre el capital exigido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad