Abanca entra en la guerra de los préstamos rápidos y ofrece financiación en 24 horas

stop

La entidad lanza un nuevo crédito de hasta 50.000 euros con el compromiso de dar respuesta al cliente en un máximo de un día

Oficina de Abanca

en A Coruña, 04 de junio de 2015 (19:50 CET)

Abanca lanza el Préstamo 24 horas, un nuevo producto que propone resolver en un plazo máximo de 24 horas la solicitud de financiación. Por tanto, reduce a la mitad el tiempo de espera respecto al producto más rápido que tenía la entidad en el mercado, el Multicrédito 48 horas, aunque comparte filosofía.

El banco, explica, se compromete por escrito con el cliente a resolver en un plazo máximo de 24 horas su solicitud de financiación desde que dispone de toda la documentación y de su firma. En caso de que la entidad incumpla el compromiso de respuesta en 24 horas, compensará económicamente al cliente.

Transparencia

Otro de los atributos del Préstamo 24 horas, según subraya, es la transparencia. Cuando el cliente solicita la financiación, Abanca le entrega un documento donde se especifican las condiciones detalladas del producto y una "carta de servicio", que recoge el compromiso de la entidad de responder a su solicitud, como máximo, en un día laborable.

Además, el banco mantiene informado al cliente "en todo momento" del estado de su solicitud a través de SMS y de la banca electrónica y móvil.

El Préstamo 24 horas se concede a través de un préstamo personal bonificable o de una tarjeta revolving Visa Clip (tarjeta de crédito que permite el pago aplazado mediante una cuota fija), en función del importe y preferencia del cliente.

Hasta 50.000 euros

El importe del préstamo varía entre los 3.000 y los 50.000 euros, a devolver en un plazo que puede oscilar entre los seis y los 96 meses. El cliente puede rebajar el tipo de interés hasta el 7,75% en función de su vinculación con la entidad.

Además, puede amortizar parcialmente o cancelar el préstamo de forma anticipada sin coste. Con la tarjeta Visa Clip, puede acceder a un crédito de 500 a 6.000 euros y pagarlo de forma aplazada en plazos mediante una cuota fija mensual, que puede cambiar cuando lo desee a través de cualquier canal del banco.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad