Abanca engulle este lunes al Etcheverria

stop

Los accionistas aprobarán una ampliación de capital de 94,4 millones para la integración la entidad

Juan Carlos Escotet y Javier Etcheverría | EFE

05 de octubre de 2014 (15:53 CET)

El largo, larguísimo, aterrizaje del grupo venezolano Banesco en la antigua Novagalicia va quemando etapas con aire solemne. Este lunes, la junta general extraordinaria de accionistas convocada en el Palacio de Exposiciones y Congresos (Palexco) de A Coruña aprobará la ampliación de capital de 94,4 millones que servirá de instrumento para la integración de Abanca y Etcheverría. La fusión, que también deberá ser aprobada en la junta, no conllevará una reducción de plantilla, según se ha preocupado de explicar el equipo de Juan Carlos Escotet.

La ampliación de capital se explica para atender el canje de acciones propuesto como consecuencia de la fusión. En concreto, los accionistas de Banco Etcheverría recibirían 354 títulos de NCG por cada acción que posean de la primera entidad. Banco Etcheverría ha garantizado que la fusión no tendrá consecuencias sobre el empleo, puesto que los trabajadores de la entidad absorbida pasarán a formar parte de la plantilla de NCG. Además, se compromete a que no tendrá "incidencia alguna" en la responsabilidad social de la empresa.

La inminente fusión no solo ha requerido de la aprobación en los respectivos consejos de administración de las entidades del proyecto común de integración. Abanca y Etcheverría encargaron a la consultora Deloitte un informe independiente.

Aterrizaje de Rodrigo Zarza y García Montalvo

En el orden del día, compuesto de cinco puntos, está también el nombramiento de dos consejeros, José Ramón Rodrigo Zarza y José García Montalvo. Se establecerá además un límite anual de retribución a los miembros del consejo de administración que se ajustará al sistema de retribución establecido en los estatutos sociales de Abanca.

Finalmente, se autorizará al banco para adquirir acciones propias. Hay que recordar que Escotet activó una emisión de bonos convertibles por acciones del banco resultante de la integración de Abanca y Etcheverría justo antes de la junta de accionistas que aprobará la fusión. Dicha emisión marca un paso clave para la eventual salida a Bolsa de la entidad, contemplada en el calendario antes de octubre de 2018.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad