Abanca dispara sus beneficios por encima de los 1.100 millones

stop

RESULTADOS

Presentación de los resultados de Abanca en Santiago

A Coruña, 26 de febrero de 2015 (12:11 CET)

Primer balance de la gestión de Juan Carlos Escotet al frente de Abanca. La entidad cerró 2014 con un beneficio después de impuestos de 1.157 millones de euros, una cifra que viene condicionada por la activación de créditos fiscales por importe de 556 millones de euros. De este modo, los beneficios consolidados antes de impuestos, derivados de su propio negocio, se situaron en 601 millones de euros, una cifra que contrasta con los resultados obtenidos desde que la antigua Novagalicia volvió a beneficios, en el primer semestre de 2013, antes de su subasta.

El recurso a los créditos fiscales ya se había activado en la etapa de José María Castellano al frente de la antigua Novagalicia. Ahora, al margen de las bonificaciones, esos 601 millones de beneficio antes de impuestos (sin los créditos) son el resultado de una mejora en diversos parámetros del propio negocio de la entidad. En concreto, un mayor dinamismo de la actividad comercial y en la mejoría de la calidad de sus activos,  según los datos presentados este jueves en Santiago.

Más créditos y depósitos

De acuerdo con la presentación de los resultados realizada, Abanca relanzó en 2014 la concesión de financiación, que creció un 30,6%, (la inversión crediticia se situó en 26.494 millones de euros), incrementó notablemente la captación de depósitos, que aumentaron un 26,4%, hasta los 40.713 millones, y "fortaleció su liderazgo en Galicia con crecimientos de ambas cuotas de mercado", según la exposición realizada por Escotet.

El margen de la actividad comercial, concepto que refleja la actividad básica con clientes, mejoró en un 26,7% a lo largo del ejercicio. La tasa de mora se redujo un 32,5% respecto a 2013, situándose en el 11,9%, por debajo de la media del sector, según destaca la entidad.

Mejora de la solidez

Abanca explica que los márgenes de 2013 y 2014 no son comparables, debido a las ventas de negocio realizadas por la entidad durante 2013 al Banco Etcheverría y a fondos internacionales en cumplimiento del anterior term sheet y a la integración del Banco Etcheverría el año pasado.

En cualquier caso, el banco explica que se ha posicionado como una de las entidades más solventes del mercado español, "situando la solidez y la prudencia como sus principales señas de identidad". El coeficiente CET1 (Common Equity Tier 1) ha crecido en 490 puntos básicos, un 47%, en el último año, hasta alcanzar el 15,15%, con un exceso de capital sobre el mínimo regulatorio de 1.915 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad