Abanca dice adiós al holding industrial que montó Gayoso

stop

HERENCIA DE LAS CAJAS

Juan Carlos Escotet

A Coruña, 02 de junio de 2015 (02:28 CET)

Poco a poco la nueva Abanca de Juan Carlos Escotet, sociedad heredera de la antigua Novagalicia, va borrando cualquier huella de la etapa de las antiguas cajas. El último movimiento, la liquidación de Caixanova Invest, sociedad instrumental puesta en marcha en su día, por el banquero del sur, Julio Fernández Gayoso, que hoy en día se enfrenta a la Audiencia Nacional en un juicio en el que, supuestamente, se le acusa de consentir y maniobrar para que cuatro directivos percibiesen prejubilaciones millonarias por abandonar Novacaixagalicia, cuando la entidad ya estaba al borde de la quiebra.

El Registro Mercantil recoge el inicio del proceso de liquidación de Caixanova Invest, sociedad que en la actualidad se mantenía como un filial de NCG Corporación Industrial. También se ha aprobado la disolución voluntaria, en A Coruña, del Fondo Social Caixa Galicia, sociedad, en este caso, heredada de los tiempos de José Luis Méndez al frente de la caja del norte.

En el accionariado de Itínere

Aunque la actividad de Caixanova Invest se ha reducido considerablemente en los últimos años, es una de las sociedades de la nueva Abanca que figura en el accionariado de Itínere, el dueño de Audasa, la concesionaria de la AP-9, que actualmente busca nuevo comprador. La antigua Novagalicia posee un 23,8% del capital de la compañía, en el que también figuran Sacyr, Citi y otros bancos. NCG Corporación Industrial es titular de un 12,20% de la participación del banco gallego, mientras que Caixanova Invest mantenía a finales de 2013 un 11,6%.

En 2014, Abanca procedió a sanear Caixanova Invest. Nada más hacerse Escotet con Novagalicia, se acordó reducir el capital de la sociedad de 362 millones a 162,17 millones de euros. El objetivo, según se explicó ante la propia junta de accionistas, era "reestablecer el equilibrio entre capital y patrimonio neto disminuido a causa de las pérdidas", que en 2013 fueron de 89,2 millones de euros, con unas reservas negativas de 120,2 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad