Abanca da calabazas a los sindicatos y mantiene su propuesta de recortes

stop

CC.OO, UGT y Asca intentaron sin éxito limitar el aumento de jornada en 88 oficinas que pretende el banco

Representantes de los sindicatos acuden a la reunión con la dirección de Abanca

A Coruña, 22 de diciembre de 2014 (19:31 CET)

Todo sigue igual que a comienzos de mes, cuando Abanca planteó a los sindicatos un paquete de medidas para flexibilizar la jornada laboral, además de algún ajuste en los salarios. La mesa de negociación articulada para negociar con los representantes sindicales sigue sin dar frutos y la propuesta se mantiene como empezó: la entidad controlada por Juan Carlos Escotet quiere que 190 oficinas de su red abran por la tarde, 88 más de las actuales, y reducir además el número de pagas a las nuevas contrataciones, que pasarían de 21 a 18. Las partidas a percibir se compensarían con complementos.

En la reunión de este lunes no se tocó el tema de los salarios. Los sindicatos tenían como objetivo plantear una contrapropuesta que permitiese abrir una línea de negociación con la dirección del banco. Pero nada. Abanca se cerró en banda. Los representantes de los trabajadores trabajan ahora en una nueva propuesta que permita aliviar el aumento en el número de horas. La ampliación que pretende la entidad supondría que 88 oficinas adoptasen el horario de 8 de la mañana a 19 horas y que los trabajadores tengan una jornada "flexible", coordinada entre los propios empleados sin sobrepasar el número de horas establecido.

¿Qué rechazó Abanca?

Este lunes se llevó a la mesa de negociación la solución articulada por Comisiones Obreras, UGT y Asca. Csica presentó una propuesta propia, que no superó el filtro sindical, y la CIG declinó adherirse a la de las tres centrales, que fue finalmente la que se presentó.

Dicha propuesta abogaba por mantener el horario actual con algunas concesiones. Por ejemplo, se otorgaba al banco media hora más de apertura las mañanas de junio y septiembre. Además, se crearía una bolsa de horas a razón de 50 horas por trabajador de las que dispondría la empresa para aumentar los turnos en invierno.

La línea abierta por CC.OO, UGT y Asca no fue del agrado de Abanca, que emplazó a los sindicatos a buscar una nueva propuesta para este martes. La entidad, que no se pronuncia sobre la negociación mientras esté en curso, considera que las condiciones de flexibilidad horaria y la ampliación del turno de tarde son imprescindibles para adaptarse a las demandas de los clientes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad