Abanca anuncia su primer dividendo: más de 315 millones

stop

Banesco, controlado por Escotet y sus socios, controla el 86.7% de la entidad y se llevará el grueso de los beneficios generados

Juan Carlos Escotet, vicepresidente de Abanca

en A Coruña, 29 de abril de 2016 (16:35 CET)

Abanca opta por retribuir a sus accionistas en su segundo año completo bajo la tutela de Banesco y de Juan Carlos Escotet. El consejo de administración de la entidad celebrado este viernes ha acordado  proceder al pago de un dividendo a cuenta de los beneficios de 2015 por un importe total bruto de 315,5 millones de euros.  

El dividendo por acción, descontada la autocartera, se eleva a 0,1409 euros, que serán abonados a los accionistas que lo sean este mismo viernes, según un hecho relevante comunicado a la autoridad bursátil. El grupo liderado por Juan Carlos Escotet se llevará el grueso de ese dividendo de 315,5 millones. Banesco controla el 86,7% de Abanca, tras haber recomprado a la aseguradora Caser el 3% que poseía en la antigua Novagalicia.  

Casi todo el beneficio

Hasta ese momento, cuando compra el 3% a Caser, y desde la subasta realizada por el Fondo de Reestructuración Ordenada de la Banca (FROB), Banesco tenía el algo más del 88% el capital de Abanca. Sin embargo, el aumento de la autocartera, situada en el 8,73%, deja el porcentaje en ese 86,7%.  

La práctica totalidad del beneficio se destina a dividendos, ya que Abanca cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 330 millones de euros, un 71% menos que el año anterior, debido sobre todo a la renuncia del banco a aplicar los créditos fiscales que permite la Ley de Sociedades a las empresas que registraron pérdidas en el pasado. La activación de esos créditos fiscales permitió a Abanca engordar las ganancias en 556 millones, hasta los 1.157 millones, al cierre de 2014.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad