Juan Carlos Escotet, Francisco Botas y Alberto de Francisco en la presentación de resultados de Abanca en Santiago / Abanca

Abanca, a contracorriente: gana 405 millones en 2019, casi un 7% más

El año de las integraciones de Deutsche Bank Portugal y Caixa Geral, la entidad presidida por Escotet logró un volumen de negocio de 85.000 millones

Abanca cerró el 2019 con un beneficio neto de 405 millones de euros, un 6,7% más que en 2018. Este resultado supone una rentabilidad del 10%, que mantiene a la entidad entre los bancos más rentables del sistema financero español. Sin ir más lejos, y como contrapunto a esta evolución, el beneficio neto conjunto de las seis mayores entidades financieras españolas en 2019 fue de 13.592 millones, un 18,4% menos que en el ejercicio anterior.  

El 2019 se caracterizó, según los resultados presentados esta mañana en Santiago por la entidad, por un importante aumento del volumen de negocio, que ya supera los 85.000 millones de euros. Este hito se alcanzó, según la entidad, gracias a la combinación del crecimiento orgánico generado por el dinamismo comercial, "especialmente en el segmento de financiación a pymes y autónomos, y la aportación del negocio que supusieron las adquisiciones de Deutsche Bank PCB Portugal y de Banco Caixa Geral" en España, explica la entidad presidida por Juan Carlos Escotet.  

Crecimiento en créditos y depósitos

Con un incremento del 22,9% en el año, Abanca superó en 2019 los 85.000 millones de euros de volumen de negocio, con un comportamiento equilibrado del crédito a clientes, que aumentó un 22,8% hasta los 35.963 millones, y de la captación de recursos, que lo hizo en un 23,7% hasta los 48.286 millones de euros. Descontando el efecto de las últimas operaciones corporativas, según explica, Abanca mantiene igualmente su dinamismo, registrando crecimientos del 4,2% en crédito normal a clientes y del 6,5% en captación de recursos.  

El 2019 fue el primer ejercicio en el que la fusión inversa entre Abanca Corporación Bancaria (absorbente) y ABANCA Holding Financeiro (absorbida) tomaba efecto. Esta fusión inversa mejora la posición de capital del grupo y simplifica su estructura organizativa, a pesar de generar algunos costes internos. En términos comparables, Abanca obtuvo en 2019 un resultado un 6,7% superior al del año anterior y mejoró su posición de capital en 116 puntos básicos.  

Control de la mora, muy por debajo de la media

Abanca registró en 2019 un nuevo descenso en su nivel de saldos morosos, cifrado en el 5,6% en el conjunto de la entidad, situando así la tasa de morosidad en un 2,8%, un 33% por debajo de la media española. Abanca explica que es la primera entidad por cobertura de activos improductivos, con una tasa de cobertura total del 58,8%. La tasa de cobertura de la morosidad está situada en el 57,5%, mientras que la cobertura de adjudicados es del 60,4%.

Con el objetivo de potenciar el desarrollo de su negocio asegurador, Abanca llevó a cabo dos grandes operaciones que supusieron la redefinición de su modelo de cara a los próximos años. Por un lado, abordó la "internalización" de su negocio de vida y pensiones, que pasó a ser gestionado íntegramente dentro del grupo. De otro lado, subscribió una alianza a largo plazo con el primer banco asegurador europeo, Crédit Agricole Assurances, para operar en el segmento de seguros generales en España e Portugal.  

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad