¿A quién pedir dinero cuando se figura en RAI o ASNEF?

stop

CONSEJO

11 de enero de 2014 (22:48 CET)

Algunas personas se encuentran en la siguiente situación: necesitan dinero cuando aún no han acabado de pagar otro crédito o incluso cuando un impago ha puesto su nombre en una lista de morosos como RAI o ASNEF. Y quizás estén a solo unos días de cobrar un dinero que les deben, por lo que están seguros de que pedir otro crédito es la mejor solución pero... ¿a quién acudir cuando el banco ya no nos fía?

Si necesitamos menos de 600 €


La mejor solución si el banco ya no nos da crédito es acudir a un prestamista que conceda mini créditos. Los 2 que aceptan clientes en ASNEF son:

Cashper. Es posible solicitar hasta 500 € a devolver en 30 días y no es más caro que los préstamos que no aceptan clientes en ASNEF: cada 100 € a 30 días cuestan 35 €.

ViaSMS. En una primera solicitud, es posible pedir hasta 300 €. Después, hasta 600 €. Tiene el mismo coste que Cashper pero con más flexibilidad en el plazo.

Si necesitamos más de 600 €

Si necesitamos conseguir varios miles de euros y no podemos aportar una justificación de ingresos, podemos optar a las siguientes ofertas, siempre que contemos con una casa en propiedad, total o prácticamente pagada:

Préstamo con Garantía Hipotecaria SF Gold. Pueden concedernos hasta el 70% del valor de la casa, a devolver en 35 años, a un tipo de interés a partir del 3%. Lo mejor: se comprometen a darnos el dinero en 48 horas, tras la aprobación del crédito, y retiran nuestro nombre de la lista de morosos.

Godiva Credit. Nos presta entre 3.000 € y 6.000 € a devolver hasta en 10 años. El tipo de interés oscila entre el 10% y el 12%. Como SF Gold, se comprometen a ingresar el dinero en nuestra cuenta en 48 horas, tras la aprobación del crédito.
 
Préstamo con Garantía Hipotecaria SUizaINVEST. Es posible conseguir hasta 150.000 € a devolver en 20 años, pero este prestamista solo actúa en la provincia de Barcelona. El tipo de interés ronda el 10%.

Además, algunos de estos prestamistas ofrecen reunificación de deudas y préstamos personales sin casa en propiedad, aunque en estos casos sí será necesario aportar un justificante de ingresos, como nómina o pensión.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad