El centro de Madrid tiene la mayor proporción de pisos turísticos de la capital. / EFE

A dos velocidades: así crecen Airbnb y los hoteles españoles

stop

El número de turistas que se alojan en viviendas vacacionales sube un millón en sólo seis meses

en Barcelona, 12 de agosto de 2017 (06:00 CET)

Los hoteles españoles comienzan a mostrar síntomas de agotamiento. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de turistas que se alojaron en pisos turísticos en los primeros seis meses de 2017 creció de los tres a los cuatro millones de personas. De momento es una pequeña parte del pastel de los 35,3 millones de visitantes recibidos, pero la velocidad es el doble que la de los alojamientos tradicionales.

Además, el gasto de estos viajeros que optaron por Airbnb y plataformas similares se incrementó un 25% durante la primera mitad del año, el doble que el de los que se hospedan en hoteles. Así, si bien este tipo de alojamiento representa algo más de un 10% de la oferta, el gasto es de 7.128 millones sobre 37.217, una cuarta parte del total.

Los datos chocan con los que maneja la patronal hotelera Exceltur, todavía más pesimista con los establecimientos tradicionales: los pisos turísticos suben un 37% frente al 7% de los hoteles, albergues y campings. De este modo, tanto el lobby como la Confederación de Hoteles de España (Cehat)lamentan que el crecimiento de las viviendas vacacionales es en realidad muchísimo mayor.

“Los pisos turísticos son lo que genera congestión, turistificación, gentrificación y descontento”, ataca el vicepresidente de Exceltur, Luis Zoreda.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad