A Coruña y As Rías Baixas tiran del turismo gallego

stop

Son las zonas que registraron un mayor aumento en sus ingresos hoteleros este verano, según Exceltur

Bañistas en la playa de Riazor (A Coruña) | EFE

04 de noviembre de 2013 (03:17 CET)

Hay vida más allá del Camino de Santiago, el valor más seguro y constante para la entrada de viajeros en Galicia. La zona de As Rías Baixas y, dentro de los destinos urbanos, A Coruña, aparecen como enclaves destacados en el informe sobre el tercer trimestre del año de Exceltur, la partronal turística en la que se integran empresas como Globalia, Amadeus u Hotusa, entre otras compañías de renombre. El estudio, moderadamente optimista respecto a la evolución del sector este verano, sitúa a Galicia entre las comunidades en las que ha aumentado la facturación hotelera. En concreto, destaca un aumento del 1,4% en los ingresos por habitación disponible (RevPar) entre julio y septiembre en relación al mismo periodo de 2012.

Por encima de esta cifra se sitúan, destacados, los hoteles desplegados por las Rías Baixas, con un incremento de ingresos del 4,4% respecto al verano pasado. Y en los destinos urbanos es A Coruña la que más mejoró sus cifras, con un incremento en RevPar del 5,4%. Exceltur sitúa a dos ciudades gallegas entre las veinte primeras del Estado en cuanto a éxito turístico: Santiago, que ocupa el octavo puesto, y A Coruña, en la decimocuarta posición. La capital gallega es la que más viajeros atrae, pero su comportamiento ha sido peor. Los ingresos por habitación disponible descendieron en Compostela un 2,4% en relación a hace un año.

Bajada de tarifas

Pese a todo, el dato general que aporta Exceltur es positivo, algo novedoso tras el prolongado deterioro del sector provocado por la caída de la demanda interna y el declive en el número de viajeros de los aeropuertos gallegos, entre otros factores. Los síntomas positivos del verano, dice el informe, están muy vinculados a la bajada en los precios. “Los destinos del Norte de España, excepto País Vasco, revelan un crecimiento de sus ingresos en el tercer trimestre de 2013, gracias al resultado de las políticas de reducción de tarifas y unas favorables condiciones metereológicas”, especifica el estudio.

Así, en el caso de Galicia, si los ingresos por habitación disponible aumentaron un 1,4%, la tarifa de alojamiento por habitación ocupada (ADR) descendió un 8% respecto al verano pasado. La caída de los precios ayuda a aumentar la demanda, sobre todo del turismo del interior del Estado, pero también puede tener contrapartidas. Por ejemplo, afecta a la competitividad del turismo rural, que sigue viviendo horas bajas excepto en algunas zonas concretas.

El análisis de Exceltur concuerda en líneas generales con el estudio realizado por la Xunta sobre los meses de julio y agosto. La directora de turismo de Galicia, Nava Castro, situó 66,7% la ocupación media durante estos meses, lo que permitió que cerca de un 70% de los hoteles mejorase este dato respecto al verano pasado.

¿Aumentan los beneficios?

Los indicadores positivos son todavía muy débiles. En la encuesta que realiza Exceltur entre los hoteles gallegos solo un 41,1% reconocía lograr mayores beneficios que en el tercer trimestre de 2012.

Son más los que aseguran que la caja ha mermado. Más del 44%. El resto de alojamientos, un 15%, considera que no ha habido variación respecto al verano pasado.

A pesar de estos datos, Exceltur sigue destacando el buen comportamiento de determinados enclaves que han conseguido recuperar parte de la demanda interna reduciendo los precios. En Galicia, los turistas españoles aumentaron en torno al 3%. Estos indicadores le valen a la patronal del turismo para augurar que la demanda interna tocó fondo antes del verano y que seguirá creciendo en el futuro. Por el momento, siguen siendo los visitantes extranjeros el flotador al que se agarra el sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad