Zeltia cierra el año como la mejor empresa gallega en bolsa

stop

Es la única que logra incrementar su capitalización bursátil en 2014 a excepción de Altia, que cotiza en el MAB; Inditex se mantiene, pero no logra crecer pese al split

José María Fernández de Sousa, Pablo Isla, Adolfo Domínguez y Jacinto Rey

A Coruña, 28 de diciembre de 2014 (00:40 CET)

Los títulos de la farmacéutica Zeltia cotizaban el 24 de enero, víspera de Navidad, a 2,82 euros. Es de las pocas cotizadas gallegas que ha logrado mejorar su comportamiento en bolsa respecto al cierre del año anterior. Sus acciones se han revalorizado en 0,5 euros respecto a la última sesión de 2013 (2,3 euros), lo que le permite situarse actualmente en una capitalización bursátil de 626,6 millones, frente a los 513,2 millones con los que cerró 2013.

Lo de la empresa de José María Fernández de Sousa, el hermano del ex presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, fue un sprint de última hora, que la destaca sobre el discreto comportamiento del resto de cotizadas gallegas. La solicitud de la compañía para comercializar el anticancerígeno Yondelis, el pilar en el que se ha apoyado para regresar a los beneficios, en Estados Unidos ha disparado el valor de sus títulos. En noviembre se intercambiaban a 2,4 euros y a cierre de año rozan los 2,9 euros.

La remontada de Inditex

Lógicamente, está muy lejos de las cifras que maneja el gigante Inditex. La multinacional que fundó Amancio Ortega mantenía el 24 de diciembre un valor en bolsa de 74.503 millones, lo que equivale a más de cien empresas como Zeltia. Pero eso no significa que la evolución de la compañía que preside Pablo Isla fuera más ascendente que las de José María Fernández de Sousa.

Inditex mantiene un comportamiento prácticamente plano. A cierre de 2013 sus títulos se intercambiaban a 23,96 euros, mientras que el último precio de este año se sitúa en los 23,90. La multinacional ejecutó en julio un desdoblamiento de acciones o split para rebajar el valor de cada uno de sus títulos. De tener en el mercado 623,3 millones de acciones, pasó a tener 3.116,6 millones a un precio menor. Sus acciones remontaron entonces y lo han vuelto a hacer en la recta final del año, tras presentar resultados. En noviembre tocaron fondo, con un valor de 19,9 euros, mientras que en estos momentos están cotizando a 23,90.

¿Resucita Adolfo Domínguez?

Otra que remonta, y de manera espectacular, es Adolfo Domínguez. La castigada textil ourensana ha comenzado a corregir su cuenta de resultados tras acumular ejercicios en rojo y aplicar un intenso plan de reestructuración. En los seis primeros meses de su ejercicio fiscal (de marzo a agosto) registró unas pérdidas de 5,05 millones, rebajando sus números rojos en un 45,1%. Este balance se presentó en noviembre y, desde entonces, la compañía ha subido como la espuma en bolsa.

Sus títulos pasaron de cotizar a 3,8 euros a intercambiarse el 24 de diciembre a 5 euros. Pese a ello, no logra mejorar el dato de cierre de 2013. Alcanzaba entonces una capitalización bursátil de 52,5 millones. Actualmente está en los 46,2 millones.

San José, un horror

La constructora de Jacinto Rey es a todas luces una excepción. Su entrada en bolsa coincidió con su periodo de máxima exposición al ladrillo, tras la integración de la inmobiliaria Parquesol. Desde entonces intentaba levantar la ingente deuda bancaria contraída, que ha acabado finalmente con la entrega a la banca de su división inmobiliaria a cambio de un acuerdo de refinanciación recientemente cerrado.

Entre los problemas de deuda y la crisis en el mercado español, la compañía no ha hecho más que caer en bolsa. En 2010, su capitalización bursátil era de 337 millones. Actualmente, su valor bursátil no alcanza los 47 millones. A pesar del acuerdo con la banca acreedora, los títulos han seguido cayendo hasta situarse a cierre de sesión el 24 de diciembre en los 0,7 euros. A cierre de 2013 se intercambiaban a 1,2 euros y la capitalización alcanzaba los 78 millones.

El empuje de Altia

Si excepcional es el caso de San José, Altia, la empresa del presidente del Deportivo, no le va a la zaga. Cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y, sin duda, ha experimentado el crecimiento más espectacular del año. Alcanza una capitalización de 61,2 millones de euros, más del doble que en la última sesión de 2013, cuando se situaba en los 27,8 millones. Sus títulos se intercambiaban el 24 de diciembre a 8,9 euros, 4,5 euros más que en la última sesión del año pasado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad