El nuevo consejero delegado de Euskaltel, José Miguel García, con el presidente de la compañía Alberto García Erauzkin

Zegona aparta al presidente de Euskaltel del timón de R

Euskaltel cesa a su presidente, Alberto García Erauzkin, como administrador único de la gallega R y elige a su CEO, José Miguel García, como sustituto

El golpe de timón de Zegona en Euskaltel llega ya hasta el propio organigrama de la gallega R. El fondo británico, que desde el pasado mes de abril ejerce como principal accionista, ha decidido llevar a cabo un cambio de cromos en lo más alto de la cúpula de R.

José Miguel García, el exconsejero delegado de Jazztel al que Zegona fichó para ejercer el mismo puesto en Euskaltel, accede al puesto de administrador único de su filial gallega en detrimento del propio presidente de Euskaltel: Alberto García Erauzkin.

Su salida de Euskaltel, en 2020

Este último ejerció el cargo de administrador único de R Cable desde su absorción por parte del grupo Euskaltel, pero ahora abandona el puesto en la antesala de su propia salida de la operadora vasca.

La compañía ya remitió un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para anunciar su decisión de buscar relevo a García Erauzkin. El directivo ha declinado a presentarse a la reelección de su cargo en el año 2020 tras aludir a “razones personales”.

Con este movimiento, José Miguel García logra el pleno control de todo el grupo Euskaltel. Y es que además de convertirse en el administrador único de R Cable y, por extensión, de la asturiana Telecable, que desde verano está ya integrada en la operadora gallega, cuenta con plenos poderes en la propia Euskaltel. La compañía ya avanzó que el ejecutivo que releve a García Erauzkin en la presidencia del grupo “no tendrá funciones ejecutivas”.

Temor a un nuevo ajuste de empleo

José Miguel García desembarca ahora de manera oficial en R Cable, pero su sombra ya se viene haciendo notar desde hace varios meses. Su llegada al frente de Euskaltel ha venido acompañada de un ajuste de plantilla en todas sus vertientes. El grupo ha cesado a una veintena de directivos (dos de ellos de la gallega R) y a otros 25 trabajadores (entre ellos diez de R) desde su nombramiento como consejero delegado. Además, ha dado una vuelta de tuerca a la red de subcontratas de la gallega R, trasladando servicios que hasta ahora desempeñaban firmas como Comfica, Colabora o la delegación coruñesa de Indra al centro de ZTE en Asturias.

Tras esta primera ronda de ajustes, la plantilla de R teme que la cúpula del grupo vasco decida aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) el próximo mes de enero. Pese a que la compañía desmintió tal posibilidad a los sindicatos han solicitado una reunión con José Miguel García para conocer de primera mano cuáles son los planes que baraja Euskaltel con Zegona al mando.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad