Instalaciones de Lacor en el Parque Empresarial de Zaragoza / Grupo Lacor

Zara convierte una empresa de planchado en un referente del textil

La división textil de Lacor, un grupo aragonés de servicios, duplica su tamaño dos años después de instalarse al lado de Inditex

El efecto de arrastre de Inditex no solo ha servido para convertir en multinacionales a sus históricos proveedores gallegos y para impulsar un polo de la confección en el norte de Portugal. Allá donde se asienta la compañía de Amancio Ortega florece una industria auxiliar y de servicios que crece a ritmo acelerado, al que marcan las ventas de la multinacional gallega.

Esto mismo está sucediendo en Zaragoza, donde Inditex tiene uno de los centros logísticos de su cadena de referencia, Zara, que ya ha servido para que el aeropuerto de la ciudad compita con El Prat por volumen de carga. En tierra firme, en el mismo parque empresarial donde se levanta el centro logístico Plataforma Europa de Inditex, otra empresa está experimentando un espectacular crecimiento gracias a los trabajos que realiza para Zara.

Alcor, un grupo aragonés de servicios industriales que ha ido diversificando sus áreas de negocio, comenzó a realizar tareas de planchado en 2014, pero no fue hasta 2017 cuando dio el gran salto su división textil. Acondicionó una nave de 5.000 metros cuadrados en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) y multiplicó la recepción de prendas de Zara, no solo para planchar y embolsar, sino también para verificar que la ropa llega en perfecto estado a las tiendas. En la nave se plancha, pero también se cosen botones o se verifica el etiquetado.

Hasta los 20 millones de prendas de Zara

Menos de dos años después de aquel movimiento, la división textil de Alcor ha duplicado el tamaño de sus instalaciones, que ahora son de 10.000 metros cuadrados, y alcanza los 220 trabajadores, cuatro veces más. El medio aragonés Heraldo explicó estas cifras, añadiendo que Alcor Textil mueve 110.000 prendas al día hacia las tiendas de Zara. Gestionaba entre 13 y 14 millones de piezas, pero a finales de este año alcanzará los 20 millones.

A pesar de estos datos, el ingreso de Lacor en la rama textil es reciente. La línea tradicional de negocio del grupo familiar, dirigido por el consejero delegado Ángel Adiego, son los servicios de limpieza industrial y de edificios, aunque a finales de los años noventa comenzó a diversificar su actividad como auxiliar de la automoción o proveedor logístico, entre otros servicios. La última rama en incorporarse al grupo fue la textil, con Inditex como principal cliente.

No fue una casualidad, pues Alcor venía trabajando con Amancio Ortega desde hacía 30 años, prestando servicios de limpieza y mantenimiento en las tiendas de Inditex. La historia del grupo zaragozano es muy similar a la de los históricos proveedores gallegos, como Caamaño o Cándido Hermida, y muestra que el efecto Inditex sigue propagándose más allá de la frontera de Galicia y en el año 2019.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad