Zara cierra el 40% de sus tiendas en Madrid desde el inicio de la crisis

stop

La cadena de Amancio Ortega pasa de 55 a 33 locales en la comunidad para rebajar sus costes operativos

Tienda de Zara en Madrid / EFE

04 de marzo de 2014 (20:34 CET)

Zara ha tocado techo en España y ha comenzado a recular. La reestructuración de las operaciones en la Comunidad de Madrid desde el inicio de la crisis ha hecho que la marca estrella de Inditex haya cerrado el 40% de sus locales en los últimos seis años.

La cadena de Amancio Ortega ha ido cerrando tiendas Zara, principalmente en centros comerciales y locales de calle que se encontraban cercanos a otros. La operación ha llevado a la empresa de 55 a 33 locales Zara y Lefties en Madrid, lo que representa una reducción del 40%, según han explicado a este medio fuentes sindicales.

La empresa asegura que sus cierres no obedecen a una reducción de operaciones sino a cierres puntuales que luego son compensados con aperturas en otros puntos que ofrecen mayor beneficio a la compañía.

Alquileres a precio de saldo

La salida de Zara ha sido notoria en centros comerciales de Madrid. Tres grandes de la periferia, Parque Corredor, Getafe 3 y Parque Éboli, han abandonados por Inditex los últimos meses y quedaron en una situación delicada.

Fuentes del sector aseguran que la multinacional de Amancio Ortega presionó al máximo a los centros comerciales para que le condonaran el alquiler o para lograr precios irrisorios con la visión de que un Zara atrae público y genera valor al centro comercial.

"No es sólo un problema de Getafe 3. Inditex tiene un proyecto de cierre de parte de su red comercial porque el núcleo del negocio no está en España. Ha llevado una serie de reestructuraciones también en Parla, Pinto, Getafe…Luchamos hasta el final para que se quedaran, pero no hubo acuerdo", explica Antonio Martín, responsable del centro Getafe 3, a Getafe Capital.

Crecimiento de la low cost

Pero los cierres no han ocurrido sólo en centros comerciales. La compañía también ha clausurado recientemente el local de la calle Alcalá 365 de Madrid que abrió como Zara y que luego fue reconvertida en Lefties. La empresa se escuda en que parte de la red de los locales es redundante. Es decir, que la cercanía de algunas tiendas hace que compitan entre sí, lo que merma los índices de rentabilidad de la explotación del negocio.

En el mercado textil se da por hecho que Zara, pese a tener un enorme potencial de crecimiento en el mercado internacional, ha tocado techo en España. De hecho, algunas de las tiendas han sido reconvertidas el Lefties, la marca low cost de la compañía que no ha dejado de crecer en los últimos años.

También en Barcelona

Los cierres de Madrid han hecho que Zara se haya reducido en la comunidad autónoma a los niveles de la provincia de Barcelona. Allí, Zara y Lefties cuentan con 32 tiendas. En los últimos tres años, han cerrado tres locales, también en la periferia: Badalona, Cornellà y Viladecans.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad