Protesta contra el Gobierno chino en Hong Kong / EFE

Zara cede a las presiones de China en las protestas de Hong Kong

La multinacional de Amancio Ortega se desmarca de las movilizaciones contra el Gobierno chino en Hong Kong ante el riesgo de un boicot a sus tiendas

Zara se ha desmarcado de las protestas contra el Gobieno chino en Hong Kong, la antigua colonia británica que vive desde hace casi tres meses constantes movilizaciones y enfrentamientos desde la gran manifestación contra la reforma de la ley de extradición de junio, que congregó a cerca de un millón de personas.

En una entrada publicada por la cadena textil en su perfil oficial en la red social china Weibo, Zara manifiesta que “nunca hizo ningún comentario ni publicó ninguna declaración relacionada con la huelga” y que no respalda la protesta. La multinacional expresó su apoyo a “la integridad de la soberanía territorial de la República Popular de China”.

La compañía de Amancio Ortega salió así al paso de los rumores que le atribuían un eventual apoyo a la huelga general convocada por los sindicatos, como continuidad a las protestas. Usuarios de las redes sociales habían especulado con esta posibilidad al constatar que los establecimientos de la compañía estaban cerrados el lunes, lo que podía deberse a que sus trabajadores secundaran la protesta.

El tabloide estatal chino Global Times publicó en una editorial que Zara “no debería transmitir señales sospechosas en un momento problemático para la sociedad china” y advirtió a la enseña que se enfrentaba a un boicot de los consumidores chinos.

Poco después llegó la respuesta de Zara desmarcándose de las protestas y matizando que había abierto sus tiendas --tiene catorce en Hong Kong-- aunque alguna había sufrido retrasos en su horario debido a las manifestaciones.

637031041033771951

Flagship de Zara en Hong Kong

Caza de brujas en Hong Kong

La toma de posición de Inditex llega entre fuertes presiones de China en la antigua colonia británica. Cathay Pacific Airways recibió se enfrentó a un boicot después de que su personal se uniera a las movilizaciones, mientras que las especulaciones a las que se enfrenta Zara también afectaron a HSBC o a PWC.

En la jornada de este lunes, cientos de manifestantes volvieron a salir a las calles para bloquear el tráfico y los medios de transporte en una nueva jornada de protestas, marcada en esta ocasión por el segundo día consecutivo de huelga general convocada por los sindicatos. 

El Gobierno chino denunció la "extrema violencia" de las protestas que "desbordan completamente el ámbito de la libertad de manifestación" en palabras del portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang. Para Pekín, estas protestas cuestionan el Estado de derecho, el orden social, la seguridad ciudadana y el principio de "un país, dos sistemas". Por ello, Shuang ha reiterado el apoyo de Pekín a la jefa de Gobierno hongkonesa, Carrie Lam, y a la Policía que interviene para "restaurar el orden".

Ya son casi tres meses de movilizaciones marcadas por hitos como la huelga general del 5 de agosto para protestar contra un proyecto de ley de extradición que permitiría enviar a responsables de delitos de Hong Kong a China y para exigir una investigación imparcial sobre la violencia policial.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad