Zara apuesta por el ‘personal shopper’ en zonas de lujo

stop

La compañía ofrece desde hace años un servicio más exclusivo y personal

Pablo Isla, presidente de Inditex, y tienda de Zara | EFE/ED

11 de febrero de 2014 (12:08 CET)

El personal shopper o asesor de compras es una figura habitual en las grandes firmas del lujo. Pero Zara, la joya de la corona del grupo Inditex, ha querido acercarla a sus tiendas. Eso sí, a aquellas en las que los clientes tienen un cierto caché como es el caso de la vía romana del Corso, una de las más concurridas del epicentro del lujo italiano. Concretamente, la firma textil promociona el servicio en el centro comercial Alberto Sordi, la antigua galería Colonna.

Este servicio gratuito no es exclusivo de la tienda romana ya que se ofrece desde hace años en aquellas tiendas que así lo deseen, aunque por España ha pasado prácticamente desapercibido. Fuentes del grupo textil aseguran que el mercado nacional ya ha probado con la iniciativa y no descarta que se vuelva a repetir.

Atención personalizada

La compañía textil fundada por Amancio Ortega y dirigida por Pablo Isla apuesta por dar un valor añadido a su ya personalizada atención personalizada. El cliente se mueve con total libertad por las tiendas Zara y los trabajadores se limitan a atender personalmente cuando éste lo solicita.

La idea del personal shopper es dar un paso más. Consiste en acompañar al consumidor desde que entra en la tienda hasta que paga con la única intención de aconsejarle en cada elección para conseguir el look más apropiado y acorde con el gusto del cliente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad