Movilización masiva en defensa de la actividad de Alcoa en Lugo a horas de que finalice el plazo para la venta / BNG (Twitter)

"Yankees go home!". Demostración de fuerza de la plantilla de Alcoa

Miles de personas respaldan a la plantilla de Alcoa a horas de que venza el plazo para la venta de la planta de Lugo a Liberty

Miles de personas participaron en una nueva movilización por el futuro de la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao (Lugo). La marcha, que partió del apeadero de la estación Feve y avanzó hasta el Concello de Xove, se produce el mismo día que vence el plazo que se dieron Alcoa y Liberty House para acordar la venta de la factoría. Los trabajadores llevan tiempo pidiendo a la multinacional que deje las instalaciones en manos del grupo británico si no está dispuesta a mantener la actividad. Sin embargo, las conversaciones no avanzaban por buen camino, hasta el punto de que Alcoa consideró poco realista que se llegara a un acuerdo en el plazo fijado.

Cánticos de “cubas sí, yanquis no” o “yankees go home” se pudieron escuchar durante la movilización. Los representantes de los trabajadores están convocados este lunes por Alcoa en Nigrán para retomar las negociaciones del ERE si no se alcanza un acuerdo con Liberty este domingo. La previsión de la compañía es plantear un ERTE para más de 500 trabajadores, lo que permitiría abrir un nuevo proceso de venta; y apagar ordenadamente las cubas de electrolisis, lo que descartaría prácticamente a Liberty House como posible comprador, pues el conglomerado de Sanjeev Gupta puso como condición para cerrar la operación que no se pararan.

Un camión con coronas de difuntos rotulados con el nombre de los municipios de la comarca acompañó la movilización, en representación del impacto económico que tendría el cierre de la factoría para toda la comarca de A Mariña. La plantilla también pidió la intervención pública de la planta, algo que apoyó este sábado el secretario xeral de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, si Alcoa y Liberty no llegan a un acuerdo. La manifestación contó con el respaldo de todas las fuerzas del Parlamento gallego.

Los miembros del comité que participaron en el encierro fueron recibidos con aplausos y con el sonido de los cascos de trabajo de los operarios de Alcoa chocando contra el suelo.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad