Yago Méndez se embolsa 304.000 euros su primer año en Amper

stop

La continuidad del hijo de José Luis Méndez está en el aire por la salida de Bañuelos como primer accionista

Yago Méndez a su llegada a una junta de accionistas de Pescanova | EFE

24 de mayo de 2014 (17:10 CET)

Yago Méndez, el hijo del eterno y polémico ex presidente de Caixa Galicia, José Luis Méndez, ha completado su primer ejercicio completo en la tecnológica Amper, a la que llegó de la mano de Enrique Bañuelos para cerrar la refinanciación de la deuda bancaria y enderezar el rumbo de la compañía.

Aunque aterrizó en 2012, el también consejero de Pescanova ha cerrado en 2013 su primer año completo como consejero delegado de la compañía. En este periodo se embolsó 304.000 euros, que se corresponden con un sueldo de 264.000 euros, más una remuneración fija de 26.000 euros, a los que hay que sumar otros 14.000 en dietas y otros conceptos. Como primer ejecutivo, percibe el sueldo más elevado que paga la compañía.

Con un pie fuera

Si sumamos los 73.000 euros que cobró en 2012 la cuantía total que percibió Yago Méndez de Amper asciende a 377.000 euros. Y quizá no se eleve mucho más. Su puesto está en entredicho después de que Enrique Bañuelos, su principal valedor, vendiese un 20% que controlaba de la compañía a su actual presidente, otro accionista, Jaime Espinosa de los Monteros. Esta venta implicó para Bañuelos dejar su posición como primer accionista.

Por otro lado, el presidente de Amper ha anunciado que su intención es dar entrada en el "corto plazo" a nuevos socios que refuercen su proyecto industrial con el objetivo de facilitar un acuerdo con las entidades financieras en la reestructuración de la financiación sindicada de Amper en España, lo que alterará el reparto de fuerzas accionarial.

Resultados


En el año de gestión de Yago Méndez, que fue representante del administrador único, Bañuelos, en Amper Sistemas, en la Sociedad Limitada de Finanzas y Telecomunicación y en Hemisferio Norte Brasil SL, la tecnológica acabó con un agujero patrimonial de 25,7 millones y triplicó sus pérdidas hasta los 78 millones.

Lo cierto es que el primer balance después de que Bañuelos redujese su participación tampoco ha sido positivo. Amper volvió a elevar sus pérdidas en el primer trimestre hasta los 8,1 millones de euros, un 19% más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad