Xunta y sindicatos le devuelven la bofetada a la cúpula de Navantia

stop

Afean las declaraciones del directivo que cuestionó la utilidad del dique flotante que demanda Ferrol

Manifestación en demanda de carga de trabajo de los empleados del naval | EFE

19 de septiembre de 2014 (23:01 CET)

Las dudas de Juan José Porras, el director de Planificación y Control de Navantia, sobre la necesidad o no de que los astilleros públicos de Ferrol cuenten con un dique flotante han levantado muchas ampollas. Tanto, que no sólo han generado el esperado rechazo del sector sindical, sino que también han propiciado que la Xunta de Galicia envíe un recado a la dirección del grupo.

Porras manifestó en un artículo publicado en Expansión que el mercado de la reparación naval es “limitado” y no forma parte de las actividades “naturales” de los astilleros españoles. Sin mencionar explícitamente el dique flotante ferrolano argumenta que “estas circunstancias deben tenerse en cuenta antes de acometer inversiones significativas que no se basen en un incremento realista de los mercados naturales españoles, fundamentalmente el europeo”.

Plan de inversiones

Las declaraciones han desatado un considerable revuelo. Este viernes, el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, instó a Navantia y a la Sepi a que presenten un plan específico de inversiones que permita que el astillero ferrolano disponga de cara al futuro de las infraestructuras necesarias para mantener su posición competitiva.

Sin referirse a las declaraciones de Porras el conselleiro ha advertido de que la postura que debe tener Navantia en el ámbito de la reparación de buques “es apostar por incrementar sus capacidades y su posición competitiva de cara al futuro”.

Colaboración

“Navantia tiene a su disposición nuestra colaboración desde el punto de vista financiero o desde cualquier otro que permita que la empresa incremente su capacidad en el terreno de las reparaciones y sobre todo que mantenga su liderazgo a nivel internacional”, zanjó.

Eso sí, preguntado directamente por las declaraciones del directivo, Conde ha optado por la diplomacia. “Con respecto al dique flotante no entramos en ningún tipo de controversias. Todo lo contrario”, dijo.

Sindicatos

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, criticó directamente a la dirección de los astilleros públicos por entender que el dique flotante no es “una prioridad”. “Que ponga entonces otras prioridades sobre la mesa, de forma concreta y con carga de trabajo real”, declaró.

Toxo manifestó que en un escenario de crisis económica en la que influyeron “condicionantes externos”, la actividad de Navantia no fue “demasiado acertada”. En su opinión hay responsabilidades tanto de los directivos del astillero como de los dirigentes políticos que los nombraron en su momento. El sindicalista mandó un mensaje a la dirección: “Que sepa que el camino es largo, y que en el camino nos vamos a encontrar”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad