Roberto Díaz Rincón, administrador de Invertaresa / Ceapi

Xunta y Gobierno emergen entre los financiadores de la quebrada Invertaresa

stop

La Xunta, que buscará inversores para salvar la actividad de Invertaresa, está entre los acreedores del grupo con más de un millón atrapado

en A Coruña, 30 de agosto de 2018 (05:00 CET)

La Xunta, el Gobierno central y la Junta de Castilla y León, todos los actores institucionales que buscan una solución para garantizar la continuidad de Invertaresa, jugaron también un papel destacado en la financiación del grupo que lidera Roberto Díaz Rincón, uno de los notables de la gran empresa gallega, antiguo accionista de la cablera R y de Novacaixagalicia.

La compañía, con tres plantas en concurso y al borde de la liquidación, se dedica a la construcción y la fabricación de componentes para la industria energética, con una facturación en torno a los 70 millones de euros. En Galicia tiene una planta en A Coruña, Isowat Made, y otra en Carballo, Aprihorsa, que emplean a un centenar de trabajadores. Otros tantos suma el grupo en Medina del Campo, también en una fábrica de Isowat.

La abultada deuda, entre los 90 y 100 millones, y las dificultades para acceder al crédito habrían provocado la delicada situación actual del grupo, que contó en los últimos años con el respaldo de las mismas administraciones que ahora intentan salvar la actividad para preservar el empleo.

Préstamos de la Xunta, del ICO y del Ministerio

Invertaresa mantenía a cierre de 2017 una deuda de 1,04 millones con la Xunta, procedente del saldo pendiente de amortizar de un préstamo participativo concedido a través del fondo de capital riesgo Sodiga y que vencía en 2019. Este vencimiento es fruto de las diversas novaciones del crédito de 5,4 millones que otorgó en 2007 el Gobierno gallego a Taresa Norte, una filial coruesa en suspensión de pagos, y que fue ampliando sucesivamente su plazo de devolución.

El Gobierno también respaldó la actividad de Invertaresa con préstamos. El ICO, entidad pública adscrita al Ministerio de Economía, otorgó un préstamo de 1,5 millones que vencía este mismo año, cuando la empresa solicitó el concurso. A mayores, el Ministerio de Industria había concedido en 2011 un préstamo no remunerado (no devenga interés) a la compañía de 850.000 euros con vencimiento en 2026. La Junta de Castilla y León se sumó a las inyecciones para Invertaresa, aportando un préstamo de casi un millón de euros a través de su Agencia de Innovación. Este crédito no vencía hasta 2022.

Invertaresa Mapa Localizaciones

Expansión internacional de Invertaresa / Invertaresa

Un inversor para salvar Invertaresa

El futuro de la empresa de Roberto Díaz Rincón y de la plantilla, que tiene pendientes de cobrar tres mensualidades y una paga extra, parece pasar por la llegada de un comprador o, al menos, un inversor que dote de liquidez a la empresa, que durante varios meses intentó una venta para salir a flote.

La Xunta, que trasladó que se trataba de un grupo “importante” para Galicia, se comprometió a buscar una solución en coordinación con el Gobierno y la Junta que, a priori, pasaría por encontrar un inversor.

La mayoría de filiales del grupo están domiciliadas en A Coruña, si bien la matriz, Invertaresa sl, tiene su domicilio social en Madrid, pues se trasladó a la calle Serrano a comienzos de este año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad