Xunta, cooperativas y sindicatos abroncan a Tejerina por permitir la especulación en el lácteo

stop

Exigen al Ministerio de Agricultura que regule la figura del primer comprador y establezca mecanismos para evitar los impagos a los ganaderos

La ministra de Agricultura en funciones, Isabel García Tejerina

en A Coruña, 07 de octubre de 2016 (01:00 CET)

Desde hace un par de años, el mercado lácteo ha sido testigo de la llegada de los especuladores. Son personas que profesionalmente poco o nada tiene que ver con el sector y que se esconden tras la figura de primeros compradores para sacar el mayor beneficio posible de la leche que producen los ganaderos gallegos. Esta irrupción se produce tras la desaparición de las cuotas y tiene, según diversos agentes del sector, un único 'culpable': el Ministerio de Agricultura.

Tanto la Xunta, como las cooperativas, como los sindicatos no dudan en apuntar al departamento que dirige en funciones Isabel García Tejerina de esta situación, que se viene produciendo desde la desaparición de las cuotas lácteas.

Higinio Mougán, director gerente de la Asociación Galega de Cooperativas (Agaca) atribuye a "un despiste" del ministerio a la hora de legislar la falta de control y vigilancia en la entrada de operadores al mercado. No obstante, considera que esa "falta de encaje" hay que corregirla "cuanto antes", para que dejen de aparecer operadores "fantasma"que solo dejan deudas al ganadero, que es la "víctima" del sistema.

Industria corresponsable

Convertirse en primer comprador es muy sencillo desde que desaparecieron las cuotas. Basta con un capital de 3.000 euros y un teléfono móvil, denuncia Javier Iglesias, de la sección de Gandeiría de Unións Agrarias. Lo malo es que, cuando el ganadero deja de cobrar, no hay patrimonio detrás que cubra las deudas. Esto provoca situaciones como la que padecen 200 explotaciones que, en algunos casos, llevan desde el mes de enero sin cobrar la leche que vendieron a estos especuladores.

Por este motivo, Iglesias propone al Ministerio que cambie el criterio que plantea para poner freno a estas prácticas, que consiste en obligar a los primeros compradores a mover un determinado volumen de leche. En su lugar, aboga por corresponsabilizar a la industria, de tal manera que sea ésta la que responda en caso de incumplimiento del intermediario, lo que les obligará a elegir con tiento a las personas con las que van a trabajar.

Desarrollo del Acuerdo Lácteo

Desde la Consellería de Medio Rural echan balones fuera y cargan también contra el ministerio por su falta de autoridad. Recuerdan que Galicia es la comunidad donde operan más primeros compradores en el sector lácteo y, por ello, urgen al ministerio a desarrollar un reglamento específico que defina los derechos y deberes de estas personas o entidades y, al mismo tiempo establezca garantías legales para los ganaderos.

En este sentido, la Xunta apremia al departamento que dirige en funciones Isabel García Tejerina para que cumpla con este compromiso, recogido en el Acuerdo Lácteo –tal y como le recordó este martes en el Consello Consultivo– y que, "como mínimo", añada la exigencia de un aval a los primeros compradores para evitar que los ganaderos se queden sin cobrar por su leche.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad