Xestur seguirá siendo una ruina para la Xunta cuatro años después de su remodelación

stop

La gestora de suelo industrial cerrará 2017 con pérdidas de 10 millones y un pasivo de 175 millones, según las estimaciones del Gobierno gallego

R. Rodríguez

Agustín Hernández, Diego Calvo, Núñez Feijóo y el ex alcalde de Santiago, Ángel Currás, en la inauguración del parque empresarial A Sionlla
Agustín Hernández, Diego Calvo, Núñez Feijóo y el ex alcalde de Santiago, Ángel Currás, en la inauguración del parque empresarial A Sionlla

en A Coruña, 09 de diciembre de 2016 (05:04 CET)

En enero de 2014 comenzó a operar la nueva Xestur, una sociedad controlada por el Instituto Galego de Vivenda que absorbió a los quebrados xestur provinciales y que, a pesar de la mejoría registrada en la venta de suelo industrial, continúa dejando dudas sobre su viabilidad.

La Xunta estima que Xestur cerrará el próximo curso con pérdidas próximas a los 10 millones de euros y mantendrá un elevado endeudamiento. El proyecto de presupuestos cifra en más de 175 millones el pasivo con el que se llegará a 2018, tras cuatro años de singladura. En 2015 perdió 16 millones y este año se prevén números rojos de 6,5 millones.

Millones para evitar la quiebra

Todavía con el discurso de la austeridad y el control del gasto de plena vigencia en San Caetano, el Gobierno gallego destinó más de 60 millones a la empresa entre 2015 y 2016 para que pudiera pagar los vencimientos de deuda.

Lo hizo a través de ampliaciones de capital que fueron diluyendo la participación que heredaron las cuatro diputaciones desde la fusión de los xestur provinciales y que ahora no llega ni al 4% del capital entre todas, frente al 87,8% del Instituto Galego de Vivenda e Solo y el 8,5% que controla la Xunta.

El equipo de Feijóo siempre culpó a la gestión del bipartito de los agujeros en Xestur, entidad que el Consello de Contas consideró "inviable" en su último informe.

A Coruña se queda las inversiones

Aunque la principal actividad de Xestur es la urbanización de suelo industrial y la venta de parcelas a empresas, también opera en el ámbito de la promoción de viviendas. Juega un papel importante, por ejemplo, en el polémico Ofimático de A Coruña, al que destinará en 2017 más de 1,8 millones.

La provincia de A Coruña se llevará el grueso de los 6,4 millones que prevé invertir la sociedad, pues otros 4,1 millones irán al parque empresarial de Arteixo.

Duplicar las ventas

En una Galicia instalada en la austeridad y con abundantes polígonos vacíos, el método de la Xunta para reflotar Xestur apunta a la contención de inversiones y la intensa actividad comercial para dar salida a las parcelas. El Gobierno gallego prevé que la gestora pública de suelo duplique las ventas el próximo año, alcanzando una cifra de negocio de 27,6 millones (14,8 millones este año).

Este optimismo tiene sus cimientos en el parque empresarial A Sionlla en Santiago, una superficie de 1,4 millones de metros cuadrados abierta en 2012 que iba a crear 8.000 empleos, pero que llegó a 2016 semi vacío. La Xunta espera obtener más de 16 millones en ingresos por las plazas del parque empresarial el próximo año.

Junto al polígono compostelano, las ventas millonarias en el parque empresarial de Carballo y en el de As Gándaras (O Porriño), dispararán, si las cuentas no fallan, la cifra de ingresos. Pese a ello, Xestur seguirá perdiendo dinero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad