Dos clientes en la tienda del Soho de Nueva York (EEUU) el 27 de octubre de 2015. REUTERS/Brendan McDermid

Wall Street ovaciona a Apple

stop

RESULTADOS DEL TERCER TRIMESTRE

Julia Love y Devika Krishna Kumar (Reuters)

Dos clientes en la tienda del Soho de Nueva York (EEUU) el 27 de octubre de 2015. REUTERS/Brendan McDermid

en San Francisco, 28 de octubre de 2015 (12:47 CET)

Apple informó el martes de ingresos y beneficios trimestrales por encima de lo esperado, impulsados por las ventas del iPhone, y anticipó un panorama que Wall Street interpretó como una señal de sólida demanda de sus últimos modelos 6S y 6S Plus.

La mayor empresa del mundo por capitalización vendió 48,05 millones de teléfonos en el cuarto trimestre, levemente por debajo del promedio de las estimaciones de 48,72 millones, según un sondeo de la revista Fortune.

Las ventas de Apple en China casi se duplicaron a 12.520 millones de dólares y representaron un cuarto de sus ingresos totales. En una entrevista con Reuters, el presidente financiero de la firma, Luca Maestri, dijo que la compañía no veía señales de una desaceleración en el mercado pese a la agitación económica.

Expansión en China

"Seguimos teniendo un éxito maravilloso ahí", añadió. Apple ahora tiene 25 tiendas en el país y está abriendo una nueva casi cada mes. Las acciones subieron inicialmente un 2% en las operaciones posteriores al cierre, pero luego recortaron sus subidas.

"Wall Street temía una perspectiva débil pero obtuvo un buen panorama hasta diciembre", asegura Daniel Ives, analista de FBR Capital Markets.

Para el actual trimestre, que incluirá tres meses completos de ventas de los nuevos iPhone, Apple pronostica ingresos entre 75.500 millones y 77.500 millones de dólares. Los analistas esperaban ventas de algo más de 77.000 millones de dólares.

EEUU perderá el rol de mayor mercado

Apple registró ventas récord de su nuevo iPhone en el primer fin de semana que salió a las tiendas en septiembre, después de incluir las ventas en China por primera vez. Los analistas creen que China se encamina a reemplazar a Estados Unidos como el mayor mercado para la firma.

El beneficio neto de la compañía subió a 11.120 millones de dólares, o 1,96 dólares por acción, en el cuarto trimestre (terminado el 26 de septiembre), frente a los 8.470 millones de dólares, o 1,42 dólares por papel, del mismo período del año anterior.

Las ventas netas subieron alrededor de 22%, a 51.500 millones de dólares. Los analistas esperaban de media unos beneficios de 1,88 dólares por acción e ingresos de 51.110 millones de dólares.

Las acciones, que cayeron con fuerza a mediados de agosto ante las preocupaciones sobre el negocio de la compañía en China, se negociaban a 114,95 dólares tras el cierre de la sesión. Los futuros prevén crecimientos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad