Vuelco en Sargadelos: reducirá producción y creará una marca blanca

stop

El grupo obtiene unos beneficios de 70.000 euros en 2015; los acreedores asumen una quita de un millón de euros

Fábrica de Sargadelos en Cervo y Segismundo García

en A Coruña, 10 de febrero de 2016 (12:50 CET)

Sargadelos tendrá que abonar algo más de 5 millones de euros de deuda en un plazo que oscila entre los cinco y los 12 próximos años. Así lo ha asegurado el presidente del grupo, Segismundo García, tras entregar en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña el convenio con los acreedores.

La empresa saldrá del concurso tras ganar 70.000 euros en 2015 y con el apoyo de un 90% de los acreedores al convenio. La quita que asumen está en torno al millón de euros pese a que la firma había propuesto hasta una quita del 50% a Fogasa. El Gondo de Garantía Salarial, con 1,5 millones atrapados, ni siquiera llegó a responder.

Quitas de hasta el 50%

Segismundo García está convencido de que el convenio acordad y apoyado por el pool bancario formado por Abanca, BBVA, Santander y La Caixa, así como por Hacienda y la Seguridad Social, asegura "la viabilidad" del grupo.

Sargadelos tenía "pocos" acreedores tradicionales, que aceptan con este acuerdo un 50% de quita de su deuda --menos del 20% de los créditos de los bancos eran ordinarios--. En el caso de la parte privilegiada, la mayoritaria, la quita varía en cada uno de los casos --tanto en bancos como en la Seguridad Social y en la Agencia Tributaria-- entre ninguna, el 30% y el 50%, según ha explicado el consejero delegado.

Venta del IGI

La empresa --y también las divisiones inmobiliarias de las entidades financieras-- tiene puesto a la venta su edificio en pleno casco histórico compostelano, y también quiere deshacerse del Instituto Galego da Información (IGI), a las afueras de Santiago y fundado en 1977 por el intelectual Isaac Díaz Pardo, a su vez fundador, junto a otros socios, de la propia Sargadelos.

Aún consciente de la situación del mercado, Segismundo García, que ha cifrado en casi 4 millones la tasación profesional del edificio del centro y en 7 millones la del IGI, ha destacado que el precio "se rebajaría" y ha resaltado que "comprar inmuebles ahora" a Sargadelos es "una gran oportunidad".

Cambio en el modelo de negocio

El objetivo ahora es continuar con los dos centros productivos de Cervo y Sada, si bien "especializándolos", ya que observan un "exceso" de capacidad productiva. "Pero no querríamos prescindir de ninguna de las fábricas", ha asegurado García.

Así, en 2016 --cuando espera "volver" a dar beneficios-- y en 2017 iniciarán nuevas líneas de producto, y el consejero delegado ha apuntado que "podría ser" que empezasen a trabajar en marca blanca.

En este proceso de "reorganización" de toda la producción, García ha considerado que habrá que "ver la recepetividad del mercado" y actuar "en función de eso".

"Lo que no tiene sentido es hacer los mismos productos en las dos fábricas", ha incidido, antes de advertir de que hay "disfunciones" que intentó "corregir" pero "le fue imposible", algo que ha reprochado a "presiones de los sindicatos", pero también del administrador concursal.

Contra los sindicatos

Sobre los primeros, observa que su receptividad puede haber aumentado, después de haber recurrido el último expediente de regulación de empleo (ERE), que supuso 70 despidos, y reprocharles que su comportamiento no llevaba a más que "abocar a la empresa a la disolución".

"Estamos hoy aquí a pesar de los sindicatos", ha llegado a afirmar, y que "se ha perdido un año por culpa de los sindicatos", antes de señalar que la decisión de que se despidiera a 70 trabajadores no la tomó él pero que la habría adoptado de estar al cargo de la compañía.

"Si llegan a haber ganado --en sus impugnaciones ante la justicia--, hoy no estaríamos aquí", ha insistido, para a continuación recriminar a las organizaciones sindicales que "encarecieron la salida del concurso", al igual que los "emolumentos", para García, "exagerados", que reciben los administradores concursales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad