Astillero de Navantia en San Fernando

Vox maniobra para que Navantia se lleve una fragata de Ferrol a Cádiz

Tres diputados de Vox piden al Gobierno que desvíe a Puerto Real al menos una de las cinco F-110 que Defensa encargó a Navantia-Ferrol

Vox amenaza con agravar aún más la sequía de contratos de Navantia en la Ría de Ferrol. Tres diputados de la formación encabezada por Santiago Abascal han registrado preguntas en el Congreso de los Diputados para cuestionar al Gobierno de Pedro Sánchez por la falta de pedidos de Navantia en sus astilleros de la Bahía de Cádiz y para tantear la posibilidad de que alguna de las fragatas F-110 encargadas a Navantia-Ferrol puedan realizarse en suelo andaluz.

Los diputados de Vox Agustín Rosety, José María Figaredo -familiar de Rodrigo Ratoy Carlos Zambrano son los impulsores de esta iniciativa, recogida por La Información. La formación de Santiago Abascal lanza, de esta manera, un guiño a la primera comunidad que le abrió las puertas de su parlamento autonómico, en donde cuenta con 12 diputados.

Nuevo cisma

Las pretensiones de Vox amenazan con arrebatar a Navantia-Ferrol el único gran contrato que tiene ahora mismo encima de la mesa. Sin más pedidos en marcha que el segundo buque AOR para la Armada de Australia, que encara su fase final tras ser botado, las cinco F-110 encargadas por el Ministerio de Defensa se erigen como el salvavidas de los astilleros ferrolanos.

No será, eso sí, hasta 2022 cuando se inicie la construcción de la primera de las cinco fragatas con las que Vox abre un nuevo cisma y resucita la rivalidad entre Ferrol y Puerto Real. Y es que la formación derechista argumenta que al astillero gallego ya derivó uno de los BAM encargados inicialmente a Puerto Real, un precedente al que ahora se agarra para justificar un desvío de al menos una de las F-110 rumbo a Andalucía.

El precedente de Fene

En el caso de salir adelante los planes de Vox, los astilleros gallegos de Navantia verían esfumarse parte de uno de sus escasos pedidos, como ya ocurrió a comienzos del año pasado. Por aquel entonces fue Navantia-Fene (la antigua Astano) la que vio cómo la dirección de la empresa trasladaba rumbo a Puerto Real una de las cinco plataformas eólicas del proyecto Kincardine para Escocia inicialmente asignadas a Navantia-Fene.

Los diputados de Vox también tienen un plan b por si finalmente no hay traslado de pedidos desde Ferrol. En concreto, sus tres parlamentarios abogan por que, como último recurso, se asignela construcción de un buque AOR (como los que Navantia-Ferrol ultima para la Armada australiana) en el astillero de Puerto Real.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad