Viriato sigue a Caramelo y va a liquidación

stop

La pérdida como cliente de El Corte Inglés, que representa el 40% de las ventas de la compañía, asesta un golpe fatal a la firma textil

Estblecimiento de Viriato

en A Coruña, 15 de noviembre de 2016 (10:47 CET)

Galicia sigue perdiendo firmas de moda. Si hace unas semanas era Caramelo la que enfilaba la liquidación, ahora es Viriato la que anuncia que, al no lograr salir del concurso y tras perder a El Corte Inglés como cliente –representa el 40% de sus ventas–, se ve abocada a solicitar el inicio de este procedimiento.

La compañía, fundada en la localidad coruñesa de Ordes en 1959, infomó este martes a través de un comunicado que la decisión se contempla "al no haber podido servir la totalidad de la campaña actual, Otoño Invierno 16, solo 20% del pedido inicial, 30.000 prendas, y la imposibilidad de poder producir la campaña de Primavera Verano 2017, por la falta de liquidez motivada en parte por los embargos sobre los derechos de cobro y saldos bancarios trabados por las administraciones públicas".

Intento de salvación

Viriato trató de dar un nuevo impulso a la compañía en 2015, con una ayuda participada de XES Galicia, Banco Pastor, Accionistas y Trabajadores, validando un ERE que afecto a 40 trabajadores, renovando prácticamente todos los mandos intermedios de la dirección de la empresa, para intentar con ello cambiar y mejorar la calidad y mix de ventas, ampliar también parte de su oferta a confección y camisetas, y dar así un portafolio más amplio de productos ante los nuevos requerimientos de sus clientes.

Sin embargo "el desconocimiento en el manejo de estos talleres externos contratados, básicamente localizados en Portugal, hizo que el resultado no fuera el esperado". Intentaron revertir entonces la situación mediante una aportación adicional de fondos por parte de los accionistas de € 1.500.000.-, para paliar las pérdidas generadas por la disminución de las ventas en el año 2015, pero no lograron evitar el concurso voluntario de acreedores.

Compromiso local

"Una vez analizada la situación en el escenario concursal y no poder lograr lo esperado, la dirección no encuentra otra alternativa que trasladarle al Juzgado, la solicitud de liquidación de la empresa y de esta manera, acelerar los procesos para la eventual entrada de otros posibles interesados en la gestión de la marca", apunta la empresa, que califica de "difícil" la decisión, sobre todo por "el compromiso que siempre han tenido y demostrado los accionistas, con el pueblo y comarca de Ordes".

Asimismo, los responsables de la firma textil afirman que la dirección seguirá colaborando con la Justicia y la Administración Concursal, para encontrar la mejor alternativa y poder mantener la actividad industrial en la localidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad