Viriato pone en la cuerda floja sus puntos de venta más rentables

stop

TEXTIL

Viriato

A Coruña, 08 de mayo de 2015 (00:00 CET)

Viriato, la textil con sede en Ordes, afronta tiempos complejos. Tras acabar el año en pérdidas, según la compañía manifestó a los sindicatos, e intentar poner en marcha un expediente de regulación de empleo (ERE) que pretendía afectar a 48 trabajadores pero que finalmente no salió adelante, los sindicatos esperan la presentación de una nueva propuesta de recorte laboral.

La situación que se vive no es tranquila. Cuando la textil del grupo Ríos intentó sacar adelante un expediente de regulación, el pasado marzo, planteó a los trabajadores, según fuentes de las centrales sindicales, cerrar sus tiendas no rentables, y abandonar hasta 40 corners de El Corte Inglés. Una medida esta, que choca con los postulados que aparecen reflejados en su última memoria anual presentada ante el Registro Mercantil, la correspondiente al ejercicio 2013.

Perspectivas positivas

Viriato firmó entonces unas ventas que sobrepasaron los 11 millones de euros, un 2,6% más, si bien el resultado del ejercicio, aunque en negro, fue ajustado, pues sólo consiguió unas ganancias de 60.000 euros (el resultado de explotación, no obstante, fue de 524.656 euros).

Apuntaba Viriato entonces, que el ejercicio había sido complicado de afrontar, pero las ventas de exportación habían aumentado un 12% y los mercados en el exterior se consolidaban. Explicaba la textil, del mismo modo, que la renovación de su imagen en los espacios propios de El Corte Inglés había constituido un hito importante, ya que este canal representó en 2012, "el 46% de las ventas de la empresa". No obstante, precisamente es en los grandes almacenes, en los que la textil tendría pensado cerrar puntos de venta, de acuerdo con la información facilitada a los sindicatos.

Deuda financiera

Las previsiones de la empresa para 2014 pasaban por seguir expandiéndose y potenciar las aperturas de franquicias y corners en los centros comerciales. El crecimiento estimado a principios del año pasado era del 18%.

Sin embargo, las deudas con entidades de crédito rondan los ocho millones de euros, según los sindicatos, el principal problema que atenaza a la compañía, que ahora estaría intentado refinanciar ese pasivo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad