Viriato apuesta por consolidar su presencia en el mercado asiático

stop

SECTOR TEXTIL

Viriato

en A Coruña, 14 de agosto de 2015 (00:34 CET)

La situación de la firma de moda Viriato ha obligado a sus gestores a cambiar de rumbo. Sus miras están puestas en el exterior, principalmente en consolidar su presencia en el mercado asiático. La directora comercial ha estado veinte días de gira por Corea, Japón, Hong Kong y Singapur explorando el mercado asiático, en el que la textil gallega está iniciando su actividad y en el que ve "mucha proyección de futuro".

La expansión por mercados internacionales no es nada nuevo para la empresa. Su presidente, Alejandro Ríos, afirma que el 40% de lo que producen hoy atraviesa nuestras fronteras. Italia y Portugal son los principales destinos, pero Viriato tiene presencia en otros 17 países. Además, apunta, la empresa está iniciando la puesta en marcha de un portal de ventas en Internet que le permitirá seguir aumentando su proyección internacional. De momento es una plataforma "tercerizada", pero Ríos confirma que su intención es hacerla propia.

Apoyo institucional

El máximo responsable de la textil gallega aclara que este "relanzamiento" de la firma no sería posible sin el apoyo de la Xunta -un millón a través de Xesgalicia y un aval anterior del Igape- a quien agradeció la confianza depositada en la viabilidad de la empresa. Los socios han aportado otro millón de euros, sin olvidar la contribución del Banco Pastor, que todavía es tenedor del 70% de la deuda de la compañía.

Ríos reconoce que la empresa "ha aguantado hasta donde ha podido". Hace un año empezaron a renegociar la política con El Corte Inglés, su mayor cliente. Fue entonces cuando decidieron salir de 44 de los centros, aquellos que no eran rentables y que "solo representan el 15% de lo que les se vende". La retirada se realiza de manera progresiva progresiva. Un total de 15 centros dejaron de servir en la campaña de verano; otros tantos lo harán ahora que se empieza a servir la de invierno, y los 14 restantes en la próxima de verano. En los corners rentables se mantendrá el volumen de trabajo.

Producción local

Viriato es de las pocas firmas textiles que pueden presumir de tener prácticamente toda su producción en España. Sin embargo, Alejandro Ríos indica que en los productos de menor valor añadido los chinos le tienen ganada la batalla. "Hemos tratado de mantener las fuentes de trabajo en España pero nos ha sido imposible", lamenta. Y es que el recorte en la producción asociado a la retirada de ese tipo de productos de su cartera es el que ha motivado el ERE que ha afectado a 40 de sus trabajadores, reduciendo la plantilla hasta los 121 que la conforman en la actualidad.

A partir de ahora, productos básicos como camisetas los traerán fundamentalmente de Portugal. La factoría de Ordes se dedicará en exclusiva al negocio que ha caracterizado siempre a esta empresa textil: los diseños de punto y las ventas a través de representantes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad