Juan Miguel Villar Mir. EFE

Villar Mir y la deslocalización encubierta de Ferroatlántica

CIG y BNG denuncian un "sabotaje" premeditado de Ferroatlántica a su fábrica de Cee para "justificar" un cierre "cantado"

Saltan las alarmas en Ferroatlántica. Y las denuncias de un "sabotaje" premeditado por parte de la compañía para justificar su cierre se comienzan a acumular a las puertas de Brens, donde está unas de su grandes factorías gallegas. El BNG habla directamente de delocalización encubierta del grupo de Villar Mir en Galicia.

De hecho, la CIG se ha concentrado este miércoles en el puerto de Brens para expresar su indignación y preocupación por el "desmantelamiento" de la factoría de Ferroatlántica en Cee. La central considera que la compañía está llevando a cabo un "sabotaje" de su propia fábrica para "justificar" su cierre. Los trabajadores han protestado contra el traslado de las materias primarias de dos hornos de la factoría de Brens con destino a otra fábrica de la empresa en Francia.

Traslado de la producción a Francia

Xabier Santos, representate de la sección de la CIG en Cee, ha incidido en que desconocían la intención de la empresa de trasladar la actividad desde Brens a Francia y que "únicamente" tenían constancia del anuncio efectuado por la compañía de que los hornos "iban a parar seis meses". Por ello, la CIG considera que se trata de un movimiento para "sabotear" el centro de Brens con la meta de preparar el terreno para "justificar causas objetivas" de cara al cierre definitivo de la factoría.

En julio de 2017, la Xunta denegó la solicitud de Ferroatlántica para segregar las actividades industriales y energéticas y así poder vender las centrales hidroeléctricas que explota en la Costa da Morte, de los ríos Xallas y Grande. Año y medio después, la CIG cree que la compañía de Juan Manuel Villar Mir pretende "boicotear" las plantas con el traslado de su actividad a otros puntos. "Es un auténtico boicot, un sabotaje. Lo que pretenden es paralizar. Cerrar la fábrica de Brens es un objetivo que tienen ahí y Villar Mir no cesa en su empeño", ha remarcado Xabier Santos.

La reversión de las concesiones

El BNG ha expresado su "solidaridad" con los trabajadores de la factoría y ha censurado la "deslocalización encubierta" que, dicen, lleva a cabo Villar Mir sin que exista "ningún tipo de justificación objetiva". "El Bloque insta a la Xunta a que espabile, que se implique en esta situación y que le recuerde a Villar Mir que tiene una concesión de explotación de las centrales del río Xallas que no es a cambio de nada, sino a cambio de mantener la actividad y los puestos de trabajo", ha resaltado la portavoz de Industria de la formación frentista, Noa Presas.

En este sentido, Presas incide en que "si se incumple lo que dice esa concesión será el momento de sentarse y exigirle que lo haga y que, si no, anunciar la reversión de esas concesiones".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad