Villar Mir y Ferroatlántica pierden su batalla judicial contra la Deputación da Coruña

stop

El Tribunal Superior de Xustiza da la razón al organismo provincial frente a los recursos de la compañía contra las liquidaciones del IAE entre 2009 y 2013 

X.R.M.

Ferroatlántica advierte de que, si no se venden las centrales, plantas como la de silicio solar de Arteixo carecerían de sentido
Ferroatlántica advierte de que, si no se venden las centrales, plantas como la de silicio solar de Arteixo carecerían de sentido

en A Coruña, 14 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Juan Miguel Villar Mir acaba de darse de bruces contra otra decisión judicial que pone en entredicho la actuación de su equipo jurídico. Esta vez el conflicto se ha dirimido lejos de la polémica cuenca del Xallas, epicentro de varios conflictos en los tribunales que también perdió en su día el dueño de Ferroatlántica. Ahora, la planta que el grupo tiene en Sabón, en el municipio de Arteixo, ha sido el objeto de una nueva batalla, esta vez contra la Deputación da Coruña.  

La sección cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia desbarata en una sentencia todos los argumentos de Ferroatlántica contra las liquidaciones del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) realizadas por la Deputación de A Coruña. En concreto, fueron cinco liquidaciones por el citado impuesto, correspondientes a los ejercicios de 2009 y 2013, ambos inclusive.  

Una particular batalla

Ferroatlántica había presentado un recurso de alzada ante el TSXG impugnando una sentencia del Juzgado de lo Contencioso- Administrativo número uno de A Coruña, que desestimaba el recurso interpuesto contra la resolución del presidente de la Deputación da Coruña de 11 de noviembre de 2014, desestimatoria a su vez del recurso de reposición interpuesto contra cinco liquidaciones dictadas por el concepto de IAE correspondiente a 2009 a 2013.  

La sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia está fechada el pasado 29 de junio, y contra ella no cabe recurso alguno. Entre los fundamentos jurídicos que expone el alto tribunal gallego, da por válido que la gestión censal del citado impuesto corresponde a las diputaciones provinciales, que en algunos aspectos comparten con la Administración central la gestión de dicho tributo, algo a lo que se oponían los abogados de Ferroatlántica.    

Las liquidaciones recurridas

Las liquidaciones objeto de impugnación tienen su origen en unas investigaciones iniciadas en el mes de julio de 2012 por el servicio de inspección tributaria de la Deputación da Coruña, en las que se extendió acta de disconformidad en abril de 2014. Todas se refieren a la planta de Sabón del grupo de ferroaleaciones. "En este acta", dice la sentencia, "se regulariza la situación del obligado tributario en relación con el IAE, al entender la Deputación da A Coruña que el epígrafe declarado por la empresa (siderurgia integral) no coincide con el propuesto por la Inspección (fabricación de productos químicos inorgánicos, excepto gases comprimidos) y que los elementos tributarios como la potencia instalada y superficie computables no coinciden con los comprobados".  

La inspección propuso en consecuencia el cambio de epígrafe y la modificación de los elementos tributarios (potencia instalada y superficie computables), así como las liquidaciones que resultaban de dicha regularización, a lo que Ferroaltántica se resistió, acabando en vía judicial que ahora se resuelve con esta sentencia de la Sala de lo Contencioso del TSXG.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad