Villar Mir saca petróleo de sus negocios en Galicia

stop

Las fábricas de Ferroatlántica aportan 39,4 millones de beneficio al grupo, mientras que las centrales eléctricas ganan 3,1 millones

Embalse de Santa Uxía en el río Xallas, bajo control de Ferroatlántica | EFE

en A Coruña, 20 de junio de 2016 (21:22 CET)

Los negocios del ex ministro Juan Miguel Villar Mir en Galicia siguen luciendo en el balance de resultados de un grupo agobiado por la deuda y con varias desinversiones en el curriculum más reciente, como la venta de un 6,27% de Colonial o la liquidación de la concesionaria del tren madrileño Móstoles-Navalcarnero. El año pasado, Grupo Villar Mir ya se había deshecho de un 5% de Abertis, de otro trozo de Colonial y vendió a pérdidas Autopark. Pero en Galicia, todo parece ir bien.

El grupo que engloba las fábricas de Cee, Dumbría, Sabón y la cántabra de Boo vuelve a obtener beneficios, al igual que las minicentrales eléctricas que colonizan el río Xallas. Entre ambos negocios, englobados en la sociedad Ferroatlántica S.A., aportaron el año pasado 42,5 millones de beneficios al grupo.

Galicia, mejor que Huesca

El resultado contrasta con Hidro Nitro, un negocio similar compuesto por la fábrica metalúrgica de Monzón y cinco centrales hidroeléctricas en Huesca, que registra pérdidas.

La planta aportó al grupo un resultado negativo de 758.000 euros, mientras que la división de energía también se quedó en los números rojos, por valor de 270.000 euros.

Ganancias en medio de la batalla judicial

Así lo muestran las cuentas consolidadas que acaba de publicar Grupo Villar Mir, con un resultado de explotación positivo de 753 millones y unos beneficios de 60,2 millones. Por lo que respecta a Galicia, las fábrias, agrupadas con la de Cantabria, lograron ganancias de 39,4 millones; mientras que las centrales hidroeléctricas sumaron 3,1 millones de beneficio.

Villar Mir está en plena expansión de su negocio gallego de energía, con la construcción de otras tres mini centrales en el Xallas, mientras litiga con la Xunta por la norma que le obliga a preservar la cascada de Ézaro y por la fianza de 8,5 millones que le impuso el juez por secarla.

Mejor que hace un año

Los resultados en Galicia están en consonancia el de las dos divisiones del grupo con presencia en la comunidad, pues tanto el área de energía como la electrometalúrgica aportaron beneficios tras los ajustes de consolidación muy similares a los del ejercicio anterior, 20,2 millones y 16 millones respectivamente.

Ferroatlántica, que controla en primera instancia todo el negocio gallego, completó el año pasado la fusión con la estadounidense Globe, manteniendo Villar Mir el control mayoritario, con un 57%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad