Villar Mir aprovechó la fusión con Globe para separar las centrales de Ferroatlántica

stop

El empresario controla el 57% del negocio de ferroaleaciones , sin embargo, mantiene el control del 100% de la división de energía

Juan Miguel Villar Mir

en A Coruña, 23 de noviembre de 2016 (01:00 CET)

Este miércoles, Ferroatlántica y su futuro serán protagonistas en el Parlamento gallego. Los grupos de la oposición –PSdeG, PSOE y En Marea– pedirán al gobierno de Feijóo, al igual que hacen los miembros del comité de empresa encerrados desde el lunes en el Concello de Cee, una postura clara en relación a la intención del empresario Miguel Ángel Villar Mir de segregar el negocio energético del de las ferroaleaciones, a pesar de que varias sentencias se lo impiden.

Desde que el grupo anunció su deseo de desprenderse de los activos hidroelécticos justificando que se trata de "una magnífica oportunidad", los trabajadores de las plantas de Ferroatlántica, fundamentalmente los de Cee-Dumbría y en menor medida en la de Sabón, han denunciado que la separación de la actividad fabril de la generación de energía en estas centrales, supondría poner en riesgo el futuro de las factorías y, por extensión, el de toda la comarca.

Cambio de papeles

Pero Miguel Ángel Villar Mir tiene clara su intención vender los 14 saltos hidroelécticos (12 en España y 2 en Francia). De hecho, el año pasado, aprovechó la fusión de Ferroatlántica con la norteamericana Globe Specialty Metals para diferenciar el control que el grupo ejerce sobre las dos divisiones.

Según consta en la memoria presentada por el Grupo Villar Mir correspondiente al ejercicio 2014, el Grupo Ferroatlántica controlaba el 100% del negocio de ferroaleaciones de Ferroatlántica, mientras que la división energética de la sociedad estaba en su totalidad bajo control de Villar Mir Energía. Lo mismo sucede con los activos de Hidro Nitro Española, su filial aragonesa, solo que en este caso el porcentaje se sitúa en el 99,85% en ambas divisiones.

En 2015 las cosas cambiaron. El Grupo Villar Mir y Globe Specialty Metals culminaron su fusión, repartiéndose el capital de Ferroglobe, la sociedad resultante con sede en Londres, de tal forma que el grupo español obtuvo el 57% de la compañía, por el 43% de la norteamericana. La división de ferroaleaciones resultó afectada en la misma proporción, quedando bajo control del Grupo Villar Mir el 57%, un 56,91% en el caso de Hidro Nitro. Sin embargo, esta operación no afectó a las centrales, a pesar de que ambas empresas las incluyeron en la presentación a inversores.

Bajo control

La memoria del grupo del pasado año recoge que la división energética de Ferroatlántica, al igual que la de la aragonesa Hidro Nitro están, como el anterior, en un 100% y un 99,85% respectivamente, bajo el control de Villar Mir Energía. Esto en la práctica supone que la decisión de vender o no está únicamente en manos del empresario, lo que le allana el camino. No obstante, la Xunta, que fue quien le otorgó las concesiones a Villar Mir en el Xallas para la explotación hidroeléctrica, tiene también mucho que decir, y eso es lo que le exigen los trabajadores y, representándoles este miércoles en el Parlamento, los partidos de la oposición.

Hemeroteca

Villar Mir
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad