Vigo, la única plaza que se resiste a Pérez Rumbao

stop

El grupo se mantiene en beneficios pese a la caída del sector, pero pincha en tres de sus cuatro concesionarios olívicos

Emilio Pérez Nieto, ex presidente de Pérez Rumbao

25 de noviembre de 2013 (04:43 CET)

Julio pareció ser un punto de inflexión. Las matriculaciones de vehículos en Galicia se elevaron un 19,41% impulsadas por el plan Pive II, situándose cuatro puntos por encima de la media del Estado, según los datos recogidos por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam). Pero antes de eso llovió mucho para el sector del automóvil. En 2012, sin ir más lejos, las ventas de coches se desplomaron en Galicia un 15, 5%, siguiendo la misma pauta que el resto del Estado (con un descenso del 13,4%), castigado por la alta tasa de paro y la falta de financiación bancaria.

En este contexto, la empresa ourensana Pérez Rumbao, con concesionarios en Vigo, Pontevedra, A Coruña, Santiago y Ourense, ha mantenido los beneficios. Cerró el pasado ejercicio con ganacias de 2,7 millones de euros, un 21,2% menos que el año anterior. Allá donde se ubican, los concesionarios del grupo que preside José Ramón Pérez Nieto, esquivan los números rojos. Solo hay una excepción, Vigo, donde tres de sus cuatro concesionarios incurrieron en pérdidas.

Los negocios olívicos

El grupo empresarial, que tiene como origen remoto la pequeña empresa familiar fundada por José Ramón Pérez Cid en Ourense en los años 20, tiene intereses en el negocio de la distribución de gas y el inmobiliario, aunque se ha convertido en una empresa emblemática en Galicia para el sector de la automoción, donde gestiona talleres, negocios de alquiler de vehículos y concesionarios.

Es precisamente esta última área, la más representativa del grupo, donde más podía notarse la crisis económica. Sin embargo, en las 16 sociedades dependientes de Pérez Rumbao que se dedican a la venta de coches solo cinco cerraron el pasado ejercicio con pérdidas. Tres de ellas, ubicadas en Vigo.

Allí, el grupo ourensano cuenta con cuatro concesionarios, una sociedad cartera –Inversiones Olívicas del Motor, S. L.--, dos negocios de distribución de gas –Gascies y Butavigo-- y un último concesionario de vehículos industriales –Inturasa Pérez Rumbao--. El peor balance se lo anotan los concesionarios, con un resultado neto negativo entre los cuatro de 337.000 euros. Solo uno de ellos, Algupibe, registró ganancias (23.000 euros). Inturasa, por su parte, ganó 60.000 euros en 2012, mientras que los negocios del gas reportaron a la compañía 252.000 euros. También en Vigo, las cuentas totales del grupo demuestran que sale ganando.

Los Audi de A Coruña se imponen


El mejor resultado del ejercicio lo marcó un concesionario de A Coruña. José María Arrojo Aldegunde S.A., ubicado en la coruñesa avenida de As Mariñas y dedicado a la comercialización de productos de la marca Audi logró un resultado positivo de 991.000 euros.

Fue la cifra más elevada entre los concesionarios del grupo Pérez Rumbao. Le siguió el ourensano Automóviles Pérez Rumbao, con 340.000 euros de beneficio, y Vehículos Pérez Rumbao, de Pontevedra, con ganancias de 311.000 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad