Vidal Pego, rey de la pesca ilegal, levantó un imperio eólico en tiempo récord

stop

El controvertido empresario, que comparecerá este miércoles ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, asume el control de las sociedades con las que la familia trató de pescar megavatios en el concurso de la Xunta

Toño Vidal / Greenpeace

en A Coruña, 09 de marzo de 2016 (02:06 CET)

Antonio Vidal Pego está llamado a declarar este miércoles en la Audiencia Nacional en el marco de la denominada 'operación Yuyu' contra la pesca ilegal, una actividad por la que, como recuerdan desde la organización ecologista Greenpeace, llevan décadas persiguiéndoles.

Las multas, las condenas y las inhabilitaciones por la captura ilegal de especies como el bacalao polar o la merluza negra en aguas de la Antártida han sido un acicate para que la familia Vidal decidiese abrir nuevas líneas de negocio: y allí surgió la eólica. Primero lo intentaron con el concurso del bipartito, al que acudieron con la empresa Vieyra Enerxía Galega – de la mano de ACS y el astillero Armón – solicitando sin éxito 640 megavatios.

Posteriormente, se presentaron al del PP con Nieblagen SL y obtuvieron tres megavatios, mientras que otros 51 quedaron a la espera de la renuncia de algún adjudicatario. El plan industrial presentado ante la Xunta, por el que solicitaban un total de 171 megavatios, conemplaba una inversión de 14,3 millones de euros y la generación de 261 puestos de trabajo.

En tiempo récord

Ninguna de las empresas a través de las que la familia Vidal controla sus negocios eólicos supera los diez años de antigüedad. Según consta en el registro mercantil, Antonio Vidal Pego se ha hecho recientemente con el control de todas ellas en calidad de administrador único.

Entre sus proyectos más recientes figuran los parques eólicos singulares de Porto do Son y Pobra do Caramiñal, de 6 megavatios cada uno e inaugurados en 2013. La concesión se otorgó en 2008 a través de la filial Hidroeléctrica del Freixas. No obstante, PDR Green Power, también del entramado familiar, es la sociedad que los gestiona y que, según su página web, cuenta a su vez con parques eólicos en Estados Unidos, México y Panamá.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad