Olegario Väzquez Raña, presidente de Prodemex, junto a Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL

Vázquez Raña y Villar Mir pugnan por el mayor aeropuerto de México

Prodemex, la constructora capitaneada por el empresario nacido en Avión (Ourense), y OHL, entre las candidatas a ampliar el aeropuerto de Ciudad de México

Olegario Vázquez Raña se lanza a por la ampliación del mayor aeropuerto de México. Prodemex, la firma presidida por el empresario afincado en México pero nacido en la localidad ourensana de Avión, se sitúa entre las firmas favoritas para adjudicarse las obras de ampliación de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México.

En juego está un contrato valorado en 750 millones de pesos mexicanos (unos 35 millones de euros al cambio actual), por el que pugna con otra veintena de compañías entre las que sobresale la figura de Juan Miguel Villar Mir. El empresario, máximo accionista de Ferroglobe, que aún controla la factoría de Ferroatlántica en Sabón, puja por esta obra a través de OHL, la constructora española que él mismo fundó.

Carlos Slim entra en escena

Olegario Vázquez Raña y Juan Miguel Villar Mir no son los dos únicos empresarios de relumbrón que pujan por este contrato millonario que permitirá que los pasajeros puedan embarcar directamente de la terminal al avión sin necesidad de recurrir a transporte terrestre adicional.

Entre la veintena de firmas que optan a la ampliación del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México figura también Cicsa, una de las filiales de Carso, el grupo que preside el magnate mexicano Carlos Slim, la décimo sexta mayor fortuna del mundo, que hace varios veranos se dejó ver durante su visita a Avión, acompañado precisamente del propio Vázquez Raña.

Con heridas aún recientes

Ambos empresarios esperan que este contrato les permita reponerse de las heridas que Andrés Manuel López Obrador, presidente de México desde hace menos de un año, provocó con la cancelación del proyecto estrella de su predecesor en el cargo, Enrique Peña Nieto.

El anterior mandatario mexicano proyectaba un aeropuerto internacional y preveía una inversión de 13.300 millones de euros para sufragar unas obras que ejecutarían la propia Prodemex, FCC, Acciona o Sacyr. Sin embargo, la llegada del líder izquierdista al poder supuso la paralización de este proyecto luego de ser rechazado en una consulta ciudadana criticada por sus bajos niveles de participación.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad