Urgoiti sale de la 'vieja' Pescanova, pero González Robatto no llegará a la 'nueva' hasta final de año

stop

La banca da casi por perdida la posibilidad de que Senén Touza sea el consejero delegado de la sociedad que surja tras la reestructuración

Cristina Díaz

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, al lado del ex presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti | E.P.
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, al lado del  ex presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti | E.P.

22 de mayo de 2014 (19:05 CET)

Fue la crónica de un final anunciado. Tras nueve meses como presidente de Pescanova, el banquero Juan Manuel Urgoiti, que llegó al grupo pesquero de la mano de Damm y Luxempart, presentó su dimisión ante el actual consejo. El máximo órgano de administración acordó, por otro lado, la entrada de César Mata, ejecutivo de la casa y en tiempos uno de los hombres fuertes de Manuel Fernández Sousa.

Sobre el papel, el nuevo consejero cubrirá la vacante que hace unos meses dejó Luis Sánchez Merlo. Mata Moretón unirá su cargo al de secretario del consejo de administración, que viene desempeñando desde 2001. De este modo, el consejo de la Pescanova actual se queda sin la figura como tal de un presidente. El órgano quedará conformado por Fernando Herce (representante de Iberfomento); Yago Méndez (procedente del anterior consejo presidido por Sousa), Alejandro Legarda y César Mata. Tendrá quorum suficiente para adoptar decisiones, como dar el visto bueno al convenio de acreedores como paso previo a la celebración de la junta de accionistas antes de que termine el próximo mes de junio.

Mata fue llamado a declarar en calidad de testigo por el juez Pablo Ruz en la causa que investiga la crisis de Pescanova y en la que Fernández de Sousa es el principal imputado.

Consejo de la Nueva Pescanova


Pero, ¿y qué ocurre con la figura de Jacobo González Robatto? El banquero, que pilota el consejo asesor internacional del Popular está llamado a ser el presidente de la Nueva Pescanova, la sociedad que surja tras la reestructuración marcada en el convenio y en la que se segregarán los activos y pasivos de la actual compañía. Es el candidato escogido por la banca para liderar el consejo de la nueva sociedad, que estará controlada mayoritariamente por las entidades acreedoras, y sus valedores defienden su conocimiento del sector. De hecho, su padre ya fue consejero de Pescanova.

Pero para que González Robatto llegue a la presidencia de la Nueva Pescanova esta todavía tiene que constituirse, y para eso faltan meses. Diversas fuentes apuntan a que la sociedad estará lista a final de año, sobre los meses de octubre o noviembre. “Diciembre si hay algún tipo de retraso con la CNMV”, advierten.

Senén Touza, el deseado


El deseo de las entidades es que, además de presidente, la Nueva Pescanova tenga la figura de un consejero delegado. Para este puesto, el deseado es Senén Touza, uno de los administradores concursales impuestos por Deloitte. No obstante, las mismas fuentes reconocen que esta opción se da “prácticamente por perdida”. “Es un hombre que conoce el sector a la perfección, pero que llegue a ser consejero delegado es más un deseo que una posibilidad”, indican. “Tampoco habría problema porque las entidades estarían dispuestos a desembolsar y contratar a un directivo con amplia experiencia, porque los hay, y muchos”.

Pero la hoja de ruta todavía es larga hasta ese punto. Antes de que se cree la Nueva Pescanova se deben acometer el proceso de reestructuración de las filiales del grupo pesquero, tanto las internacionales (con la excepción de Pesca Chile que ya se da por perdida) como las españolas. Tras el verano será cuando comience la reestructuración societaria con la segregación de activos para la creación de la flamante sociedad y la inyección de dinero por parte de las entidades bancarias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad