Urgoiti: de consejero de la primera empresa gallega a presidente de la segunda

stop

El nuevo hombre fuerte de Pescanova podría abandonar en breve su asiento en Inditex

Juan Manuel Urgoiti, tras la victoria de Damm en la junta de Pescanova | EFE

12 de septiembre de 2013 (22:50 CET)

El nuevo presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti (Madrid, 1939), no es un experto en el sector pesquero, pero sí en el mundo de las finanzas. Esa es la característica que ha hecho que la cervecera Damm apostase por él. Entre otras cosas, una de sus principales misiones será enderezar las relaciones con la banca acreedora.

A sus 74 años, Urgoiti acumula muchos cargos y retos a sus espaldas, aunque este último de pilotar un gigante con un agujero patrimonial de 1.600 millones quizás sea de los más difíciles que le toca afrontar.

De Banco 21 al Gallego

El nuevo hombre fuerte de Pescanova presidía el Banco Gallego desde mucho antes que Caixanova se hiciese con su control. Fue a mediados de los noventa cuando la familia Entrecanales (Acciona) requirió sus servicios para desarrollar un proyecto en el que participaban empresarios gallegos; entre ellos Amancio Ortega y Epifanio Campo. Se llamaba Banco 21. A través de él llegaron a controlar el Gallego, en una de las primeras incursiones del grupo textil al margen de su negocio tradicional.

Hoy Urgoiti, además de ser el flamante nuevo presidente de Pescanova, sigue manteniendo un asiento en el consejo de administración de Inditex. Diversas fuentes empresariales apuntan a que en breve podría abandonar ese puesto en la textil. Además de por el peso de la responsabilidad en Pescanova, otro factor se añade para decantar su salida: la nueva norma sobre gobierno corporativo del Ministerio de Economía.

La amenaza de De Guindos en Inditex

En ella, Luis de Guindos apuesta por limitar a 12 años el período en el que una misma persona puede tener la consideración de consejero independiente en una empresa. Urgoiti lleva desde el 93 como independiente en Inditex, es decir, nada más y nada menos que dos décadas.

Con 27.799 títulos de la textil de Amancio Ortega en su poder, el pasado año recibió 207.000 euros como retribución por ser consejero de la multinacional con sede en Arteixo.

Reestructurar la deuda

Una vez anunciada la victoria de Damm en la junta de accionistas de Pescanova y ratificado a Urgoiti como presidente, el banquero explicó a los medios que su papel consistía en “ponerse al frente de todo el proceso”.

Según Urgoiti, las cuestiones de mayor importancia a abordar en el corto plazo serán trabajar en la visibilidad de la empresa y en la “reestructuración de la deuda”. El nuevo presidente insistió en una idea que ya se maneja desde hace semanas, la elevada quita que habrá que aplicar a los acreedores dentro del proceso concursal, que cifró en cerca del 75%.

¿Consejo transitorio?


Aún a pesar de que, de momento, los poderes del consejo de administración de la pesquera, siguen revocados por orden judicial, Urgoiti aseguró que ya había entablado conversaciones con algún banco. Del mismo modo, insistió en que no hay “riesgo de deslocalización” para la compañía, a la que aludió como la “segunda empresa de Galicia”, después de Inditex. 

A pesar de todo, Urgoiti puede ser un presidente de transición. En la presentación de su propuesta de consejo, Damm aseguró a los accionistas que la lista que postulaba era "transitoria" y, aunque sobre el papel este consejo tiene una vida de cinco años, en la práctica, estará al frente mientras que la multinacional permanezca en concurso de acreedores.

Hay que tener en cuenta, además, que la capitalización de deuda por parte de la banca acreedora podría derivar en nuevas caras dentro del consejo en un período de tiempo no muy lejano.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad