Unos 350 trabajadores de Paradores en Galicia están llamados a huelga el 25 de agosto

stop

Avisan de que la sociedad pública planea cerrar los comedores de los centros que dan pérdidas

09 de agosto de 2012 (18:30 CET)

Casi 350 trabajadores de 10 de los 11 paradores de turismo de Galicia están llamados a participar en la huelga convocada en el conjunto de España para el próximo 25 de agosto, en señal de protesta por la situación de “bloqueo” que, aseguran, atraviesa la negociación del convenio colectivo, con vigencia entre 2010 y 2014.

El secretario del comité de empresa del parador de Baiona y miembro del comité intercentros a escala nacional, Jorge Carneiro, explicó que la convocatoria de este paro llega motivada por las condiciones que está intentando “imponer” la nueva dirección de la sociedad pública de paradores, que llegó al cargo el pasado febrero. Indican que están dejando el nuevo convenio “al nivel del Estatuto de los Trabajadores”.

Carneiro reconoció que los trabajadores saben que "la situación económica les obliga a ceder" en la negociación pero se niegan a aceptar las condiciones que exige la actual dirección. Una de las principales reivindicaciones del comité es que las medidas de ajuste "tengan carácter temporal", una petición que no comparte Paradores.

Despido en Baiona

Además, este jueves tuvo lugar una concentración de los trabajadores del parador de Baiona, que fue destituida de su cargo por razones objetivas, atendiendo a la caída de los beneficios del centro y más concretamente a la tienda de merchandising en la que trabajaba.

Despidos en Paradores


Carneiro aseguró, además, que los trabajadores no descartan nuevos despidos una vez que termine la temporada alta de verano dentro de Paradores.

Alertan de que la dirección de la empresa está estudiando la posibilidad de cerrar los servicios de comedor en los centros hosteleros en los que den pérdidas, ya sea de manera total o parcial.

El cierre parcial se llevaría a cabo abriendo sólo por temporadas o bien ofreciendo sólo una comida al día. "Todo esto traería más despidos y la conversión de algunos trabajadores en fijos-discontinuos", advirtió Carneiro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad