Uno de los socios de la Fábrica de Armas responde con querellas a la ampliación de capital

stop

El principal accionista intenta una operación acordeón para reducir a cero la participación del socio minoritario, que emprenderá acciones judiciales

Ramón Mejuto y su ex socio, Juan José Gómez Rey, cuando se presentó el proyecto

en A Coruña, 22 de julio de 2015 (21:15 CET)

Punto de no retorno en la tensa relación que mantenían los socios de Hércules de Armamento, la flamante adjudicataria de la Fábrica de Armas de A Coruña. La paz en la empresa se quebró hace meses y quedó radiografiada en el Registro Mercantil con la salida de Juan José Gómez Rey, propietario de Business Near y del 42% de Hércules de Armamento, de los puestos directivos de la sociedad. 

La comunicación entre Gómez Rey y Ramón Mejuto Lorenzo se rompió entonces y la tensión dio paso a la ofensiva. El último movimiento lo ha llevado a cabo el consejero delegado de la firma al intentar forzar una operación acordeón en la empresa para reducir a cero la participación de su socio.

Directo a los tribunales

Justificada en base a pérdidas patrimoniales, la operación societaria debería escriturarse este jueves, según fuentes oficiales de la adjudicataria, y consistiría en una reducción a cero del capital para su posterior ampliación en 610.000 euros, misma cantidad que figura en los datos del Registro Mercantil como capital social actual.

A la maniobra, que expulsaría definitivamente a Gómez Rey y a Business Near del capital, ha contestado éste con querellas, según fuentes próximas al empresario. La respuesta, ya por la vía penal, tendrá forma de varias denuncias en las que no solo se cargará contra la operación acordeón, sino también contra el propio Mejuto por lo que interpretan en Business Near como una estafa en la empresa que gestiona la Fábrica de Armas. 

Diferentes versiones

Consultado por este medio, Gómez Rey ha declinado pronunciarse sobre las denuncias y solo ha aclarado que no se ha aprobado operación acordeón ni ampliación de capital alguna en junta de accionistas y que tampoco ha vendido su parte del capital en la empresa.

La versión que ofrecen desde Hércules de Armamento es totalmente distinta. Fuentes próximas a la dirección señalaban recientemente que la ampliación de capital estaba cerrada y que, con ella, Ramón Mejuto se haría con la totalidad de las acciones de la sociedad mediante una aportación dineraria.

Entrada de un nuevo socio

En un principio, la elevación a escritura pública de la ampliación de capital se iba a realizar el miércoles, pero finalmente no pudo ser y, según apuntaron, se realizaría "lo más seguro" a lo largo del jueves.

Estas mismas fuentes indicaron que en los próximos meses se podría producir la entrada de un nuevo socio en la empresa cuya identidad no han querido desvelar. Lo que sí han confirmado es que cuenta con el visto bueno de Defensa que, dada la actividad de la factoría, es un requisito básico para proceder a su incorporación en el accionariado. No obstante, como dice el refrán, antes de entrar hay que dejar salir.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad