Unipost, de la familia Raventós, hace caja de nuevo con la administración catalana

stop

La compañía se ha adjudicado otro contrato público por cerca de 320.000 euros para el Transporte Metropolitano de Barcelona

El operador postal Unipost

en Barcelona, 14 de abril de 2015 (20:54 CET)

¿Tiene o no tiene caja Unipost? La compañía que capitanea la familia Raventós ha admitido tener problemas de tesorería y con ellos justificaba su retraso en el pago de las nóminas de los trabajadores. Ahora, tiempo después, sigue pagando tarde, pero los contratos se firman sin parar. Y en este caso, la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona ayudan, en parte, a engrosar la caja de la compañía postal.

El Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) ha publicado el último contrato público que se ha adjudicado Unipost. Se trata del envío postal de la tarjeta T-12 para el Transporte Metropolitano de Barcelona (TMB).

Aunque el valor estimado del contrato era de 700.000 euros --sin IVA--, al final se ha adjudicado por 318.109 euros --con IVA--. El acuerdo se formalizó el pasado 24 de marzo y el motivo de que Unipost se haya llevado el gato al agua es que ha sido la oferta más ventajosa, según se desprende del DOGC.

Relación con los diferentes gobiernos

La compañía, tras varios intentos de este medio, siempre opta por el silencio. En boca calla, no entran moscas, como dice el refranero. Y no explica qué contratos ha conseguido recientemente, a qué montante ascienden y cuántos son públicos y privados.

Sin embargo, la relación entre la compañía y la administración catalana es bien conocida. Unipost fue la encargada de distribuir la propaganda electoral con la que Artur Mas animaba a los catalanes a participar en la pseudoconsulta del 9N.

Y si la Generalitat es amiga de Unipost, el Gobierno central también.La compañía de los Raventós es la encargada de enviar las cartas para informar a los españoles de más de 50 años sobre su futura pensión de jubilación. El contrato asciende a 1,3 millones de euros.

A la espera de la nómina de marzo

Los sindicatos, mientrastanto, están que echan chispas y cifran en más de 40 millones los ingresos que ha obtenido recientemente la compañía con los nuevos contratos públicos y privados.

Según apunta CCOO, los trabajadores todavían no han cobrado la nómina íntegra de marzo y hasta el 17 de este mes parece ser que no ser hará efectivo el pago. "Siguen ingresando dinero en la caja pero eso no tiene un efecto directo en los trabajadores. La política de la empresa no ha cambiado", subraya CCOO, quien lamenta las postura de la compañía que sigue castigando a la plantilla con retrasos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad