Parte de la correspondencia almacenada en las naves de Unipost. | Economía Digital
stop

La empresa de servicios postales es incapaz de entregar toda la correspondencia por motivos económicos y acumula cartas desde hace meses

en Barcelona, 19 de enero de 2018 (05:00 CET)

En concurso de acreedores desde el mes de julio, a Unipost se le acumulan los problemas. Con unas deudas que rondan los 50 millones de euros, al borde de la liquidación y unas pérdidas de 9,8 millones de euros en los ocho primeros meses de 2017, la empresa de la familia Raventós se topa con un nuevo problema: tres millones de euros en cartas que ha sido incapaz de entregar y que tiene acumuladas en sus almacenes desde hace casi un año.

Fuentes del Administrador Concursal, en manos de Jausas Legal, admiten a Economía Digital la existencia de las remesas, en la mayoría de casos todavía empaquetadas debido a los problemas económicos que asolan la sociedad desde hace varios ejercicios. De este modo, explican que estudian la jurisprudencia en el caso y analizan las distintas soluciones de la mano de los clientes corporativos afectados.

Mientras, un informe elaborado por el sindicato CGT cifra en tres millones de euros el valor de las cartas retenidas en el almacén de la compañía en Madrid. Los clientes por la actuación dirigida por Pablo Raventós irían desde compañías telefónicas al propio Estado, señalan fuentes internas.

De hecho, este medio tiene constancia de que la retención fue denunciada a la Guardia Civil a lo largo del verano. Sin embargo, desconoce si el Instituto Armado inició alguna acción o investigación al respecto.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad