Presentacion de la compañía realizada por Dolores Cortina ​el pasado viernes en el edificio Emprendia de la USC

Una tecnológica gallega declara la guerra al gas radón

stop

Intera, una firma de base tecnológica surgida de la USC, busca dar respuesta creciente preocupación por las concentraciones elevadas de radón en interiores

A Coruña, 26 de febrero de 2018 (17:52 CET)

La creciente preocupación social por los efectos de las concentraciones elevadas de gas radón para la salud está detrás de la creación de Intera, una spin-off de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) de base tecnolígica que busca ofrecer soluciones de medición y mitigación de este gas en edificaciones, tanto públicas como residenciales.

La compañía, resultado de la alianza del Radonlab (Servicio de medida y mitigación de gas radón de la USC) y la empresa de ingeniería de la construcción Inous, dispone de las técnicas más avanzadas y los equipos tecnológicos más sofisticados de medida de radiaciones ionizantes para la detección de este gas, y de personal cualificado para su realización e interpretación.

Los investigadores del Laboratorio de Análisis de Radiaciones (LAR), que cuenta con más de 15 años de experiencia en la investigación sobre el gas radón en sus diferentes elementos, participan en este proyecto empresarial con el objetivo de facilitar la transferencia de los resultados de sus investigaciones y conocimiento a la sociedad. “Disponemos de los ojos que ven el radón”, explica Dolores Cortina, responsable del LAR y asesora científica de Intera.

Equipo

Intera, que tiene a la USC como principal accionista, tiene el privilegio de integrar un equipo de físicos e ingenieros especializados, como la propia Dolores Cortina, presidenta del Grupo Especializado de Física Nuclear de la Real Sociedad Española de Física, pero también de José Benlliure, catedrático de Física Nuclear de la USC, o Juan José Llerena, técnico superior en el Laboratorio de Análisis de Radiaciones del Departamento de Física de Partículas de la USC,

Pablo Costas, director de operaciones, y Elena González, directora general, completan el equipo de Intera, que llega con energía, pero sobre todo con los medios, para plantar cara a un enemigo invisible como el gas radón.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad