Una sentencia desvela que Aragón pagó 21 millones a Inditex para que se instalara en Zaragoza

stop

El parque empresarial Plaza, controlado por el Gobierno aragonés, concluyó que la multinacional debía tener "trato preferente y bonificado" al asegurar la viabilidad de las instalaciones, por lo que pagó parte de las obras del centro logístico de Zara

Directivos de Inditex en el almacén de Plataforma Europa de Zaragoza / EFE

en A Coruña, 10 de julio de 2016 (23:10 CET)

Su condición de gigante y su éxito internacional no solo ayudan a Inditex a diversificar riesgos y crecer a grandes zancadas por todo el planeta. También le permiten obtener ventajosas condiciones y trato preferente en aquellos lugares donde aterriza. Tanto que en ocasiones es el erario público quien costea las instalaciones de la compañía de Amancio Ortega.

Así sucedió en Plaza, la plataforma logística de Zaragoza que controla el Gobierno de Aragón y donde Inditex despliega uno de los armarios logísticos de su buque insignia, Zara. El Ejecutivo aragonés no solo facilitó la implantación de la multinacional, sino que puso sobre la mesa 21 millones de euros para costear la ampliación del centro logístico de Inditex en caso de que la compañía decidiera acometer las obras.

Pago de las obras de Inditex

El acuerdo firmado en noviembre de 2001 para la instalación de la multinacional en uno de los mayores parques empresariales de Europa fijaba un desarrollo en tres fases. La adquisición de los terrenos por parte de la compañía era la primera, la obtención de una opción de compra para adquirir las parcelas necesarias para la ampliación y, finalmente, la construcción de dicha ampliación del centro logístico.

A cambio de conseguir el compromiso de Inditex de vivir allí, Plaza se comprometió "a asumir parte del coste de la obra civil de ampliación, por un importe de 358 millones de pesetas (unos 21 millones de euros), que se harán efectivas en dos pagos iguales de 179.000.000 pesetas cada uno de ellos, el primero de los cuales se abonará durante el ejercicio presupuestario en que se ejercite la opción y el segundo en el ejercicio siguiente".

El primer pago se realizó en 2008, un año después de que Inditex ejerciera su opción de compra. Así consta en una sentencia de la Audiencia Nacional del 27 de mayo de este año en la que Plaza intenta sin éxito deducir parte de los pagos abonados a Inditex del Impuesto de Sociedades.

"Es una garantía de viabilidad del proyecto"

La Plataforma Logística de Zaragoza SA está controlada por el Gobierno de Aragón y tienen participaciones minoritarias el Ayuntamiento de Zaragoza, Ibercaja y Caja de Ahorros de la Inmaculada. Justificaron costear las obras de Inditex "con carácter extraordinario y exclusivo" debido a que "es la primera empresa que se compromete formalmente a instalarse en la Plataforma Logística de Zaragoza, lo cual debe ser, a juicio de Plaza, objeto de trato preferente y exclusivo y debe bonificarse convenientemente".

Además, y esta es la clave, "la instalación de Inditex ocasionará un efecto de arrastre que, sin duda, motivará a muchas empresas a instalarse en la misma. El mencionado efecto arrastre y la importancia empresarial de Inditex suponen para Plaza una garantía de viabilidad del proyecto".

Invocaban además los socios de Plaza la "enorme trascendencia nacional e internacional" para el centro logístico y los importantes "beneficios publicitarios y de imagen". Inditex inició en 2012 la construcción del silo de ropa colgada más grande de Europa en los terrenos del centro logístico.

Las batallas por seducir a Inditex

El trato "prioritario" a Inditex no es una novedad. Es conocida la disputa de los centros comerciales por atraer a su superfice las cadenas de la multinacional de Amancio Ortega.

"En algunas ocasiones, los promotores de los centros comerciales o los promotores de los inmuebles arrendados efectúan contribuciones para la instalación del grupo en los mismos, que tienen consideración de incentivos de alquiler, y que se imputan igualmente a los resultados en los periodos de arrendamiento", reconocía la compañía en sus cuentas anuales.

También es conocido el impacto que provoca la salida de Inditex de esos mismos centros o de las áreas urbanas donde está instalado.

[Lea La salida de Zara sentencia a tres centros comerciales de Madrid]
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad