Una pica en Delaware

stop

La sociedad inversora de Mera recurre a centros 'off shore' para rebajar su factura fiscal

Rosalía Mera, durante una conferencia en A Coruña en 2010  | EFE

26 de mayo de 2013 (00:52 CET)

Rosalía Mera se embarcó, hace algunos años, en la difícil singladura de la biotecnológica Zeltia de la mano de su presiente y amigo, José María Fernández de Sousa-Faro, hermano del presidente de Pescanova. Hoteles, proyectos de turismo rural para mujeres, grandes inversiones inmobiliarias al otro lado del charco…

Desde A Coruña dirige un grupo diversificado y que también recurre a sociedades off shore para rebajar su factura fiscal, ya que filiales domiciliadas en Delaware permiten a Rosp Corunna Participaciones Empresariales presentar una base imponible negativa en el Impuesto de Sociedades.

Beneficios

Así, la principal sociedad inversora de Mera logró unos beneficios antes de impuestos de 10,1 millones de euros en 2011. Sin embargo, la base imponible para tributar por el Impuesto de Sociedades tuvo un saldo negativo por importe de siete millones de euros, consecuencia de aplicar pérdidas por deterioros de diferentes activos, así como por la recuperación del valor de participaciones en sociedades filiales cuya sede radica muy lejos de España. Concretamente, en Delaware, considerado el centro off shore por excelencia de Estados Unidos.

Es el caso de Nine Thirty Rosp Investments LLC, participada por la exmujer de Amancio Ortega en un 86%, según figura en el balance y cuenta de resultados presentados por la compañía en el Registro Mercantil de A Coruña. Es lo que tiene el capitalismo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad