Una empresa valenciana denuncia a Apple por frenar sus 'tablets'

stop

La mercantil alega que la compañía americana había confundido estos ordenadores portátiles con copias del iPad

Steve Jobs en la presentación del Ipad 2

08 de agosto de 2011 (10:03 CET)

Una empresa valenciana ha denunciado a Apple ante la Comisión Nacional de Competencia por solicitar que se paralizaran en la Aduana de Valencia unos tablets al entender que eran una copia del iPad.

Sin embargo, la compañía afectada alega que estos aparatos ni tan siquiera utilizan el mismo software, así que achaca su actuación a "cerrar el mercado e impedir la entrada a posibles competidores", según ha señalado el abogado de la empresa valenciana, Salvador Silvestre.

En la denuncia Nuevas Tecnologías y Energías Catalá SL, pide a la Comisión de Competencia que abra una investigación sobre este asunto y practique todos aquellos actos necesarios para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades.

Estea compañía valenciana se dedica a la compra-venta de equipos electrónicos e informáticos. Entre otros, comercializa un tipo de tablet que no tiene nada que ver con el iPad de Apple y que vende bajo la marca NTK, según su abogado.

Abuso de poder

Según el relato, en noviembre de 2010, Apple, "abusando de su posición de dominio" paralizó los tablets de esta mercantil en la Aduana, según se especifica en la denuncia. Al mismo tiempo, la compañía americana interpuso una denuncia contra la empresa para "impedir" la comercialización de unos tablet que, "por error", fueron confundidos como un iPad cuando su software, Android, es totalmente distinto.

La empresa valenciana subraya que la conducta de Apple, tendente a impedir la entrada de algún competidor en el mercado y limitativa de la libertad de los clientes finales, "forma parte de los denominados 'abusos innominados'".

Denuncia 'sin fundamento'

Además, señala que el comportamiento de la compañía americana es "contrario" a las exigencias de la buena fe, dado que ejercita de forma abusiva sus derechos, "interponiendo denuncias sin fundamento con la finalidad de evitar que los competidores entren en el mercado".

De este modo, el abogado de la mercantil valenciana pide a la Comisión de Competencia que se cuantifique el daño causado a su representante y que establezca las correspondientes sanciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad