Una aerolínea fantasma seduce a los empleados de Inditex

stop

Sky City presenta una conexión directa entre A Coruña y Girona mientras incumple sus promesas en la instalación catalana. De llegar a ser una realidad, la ruta conectaría dos de los centros neurálgicos de la téxtil en España.

Cosmo Líneas Aéreas fue otro de los fracasos en los que estuvo implicado Gabriel Zarza

en Barcelona, 30 de diciembre de 2015 (03:13 CET)

Una nueva aerolínea ha sacudido las oficinas de Inditex. Un empresario gerundense ha anunciado la creación de una ruta directa entre A Coruña y Girona. La ocasión perfecta para conectar la sede central de la compañía, en Arteixo, con la dirección de filiales como Lefties, Oysho, Bershka y Massimo Dutti. Bajo el amparo de Sky City, los ejecutivos de la textil podrán viajar con mucha mayor comodidad. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esta historia?

El dirigente Gabriel Zarza ha aparecido en medios de comunicación como la Cadena Ser o El Ideal Gallego para oficializar sus proyectos. El despegue todavía está lejos, si se llega a producir. La compañía no ha solicitado los slots y como él mismo reconoce, no se ha reunido con ningún organismo público. Ni Aena, ni ninguno de los dos consistorios. "Y no tenemos previsto hacerlo a medio o corto plazo salvo que ellos nos convoquen", explica.

Seis frecuencias semanales

La firma promete hasta seis frecuencias semanales entre ambas ciudades. De domingo a viernes. La conexión la operaría un Fokker 100, con capacidad para 100 pasajeros. Y con todos los lujos. "Nosotros no somos una compañía de 'low cost' y consecuentemente vamos a ofrecer una serie de servicios sin sobrecoste en el billete, unos servicios por los que otras aerolíneas de ese segmento  cobran mucho dinero", ha añadido el directivo.

Todavía nada de fechas. La empresa reconoce que deberá transcurrir "un tiempo prudencial" entre la comercialización de billetes y el primer vuelo. Por ello, se aplicaría un período de prueba con chárteres. Sin embargo, el único rastro en internet es una web de estética noventera con el lema "en construcción".

Conocido en el aeropuerto de Girona

Fuentes vinculadas al aeropuerto de Girona son escépticas con la operación y la comparan con el anuncio de retomar las rutas con Madrid. En el mes de junio, Zarza anunció que Fly Infiniti operaría entre tres y cuatro vuelos diarios con la capital de España por 250 euros. El despegue inaugural debía realizarse el 1 de setiembre. Nada más lejos de la realidad. En la instalación de Viloví d'Onyar todavía no hay ni rastro de los aparatos de la firma.

Seis meses después Fly Infiniti ha mutado en Sky City y ha retrasado en dos ocasiones la llegada del avión. En un primer momento la demora se justificó porque la aeronave estaba en fase de "manutención y pintura". Nueva fecha estimada, noviembre. Pero ante la falta de novedades, Zarza ha explicado este martes a Diari de Girona que el cambió de una pieza defectuosa impedirá al Fokker estar en la ciudad catalana hasta el mes de enero.

Además, el número de frecuencias ya se ha reducido a dos, una matutina y otra nocturna. Al mediodía, el aeroplano volaría hasta A Coruña. Seis despegues diarios. Mientras, la cara visible del proyecto asegura estudiar la compra de un segundo avión para volar a París, Lisboa o Roma.

Pero, ¿quién es Zarza?

Pese a presentarse como el vicepresidente, Gabriel Zarza aparece en los registros como el único dirigente de Sky City SL. No hay rastro de Fly Infiniti. El empresario del sector aéreo muestra en el currículum hasta ocho empleos en apenas 15 años. Casi todos vinculados a empresas ya quebradas.

El último, y más polémico, como director general de Cosmo Líneas Aéreas, desaparecida en 2013. La compañía española aseguraba operar con dos A330 en alquiler. Sin embargo, sólo uno fue probado. Además, algunas fuentes especulan con que las facturas jamás fueron pagadas. Pero la aerolínea saltó a la escena pública por su vinculación con el 'caso Pluna'en Uruguay; un escándalo de corrupción que salpicó hasta al antiguo ministro de Economía del país, Fernando Lorenzo.

La falsa compra de siete Bombardier

La compañía española adquirió en una subasta fraudulenta siete Bombardier CRJ900 al Gobierno por 130 millones de euros. Pero la transacción jamás se efectuó por la falta de fondos. El Observador publicó en junio de 2014 que Antonio Álvarez, propietario de la firma chárter, recibió una comisión de 450.000 euros por utilizar a la firma en la operación. Sin embargo, el empresario defendió que estaba amenazado de muerte y fue citado a declarar por la jueza especializada en Crimen Organizado. 

Zarza estaba al corriente. En las mismas fechas El País Uruguayo desveló unos correos internos que recibieron tanto el gerundense cómo el dueño de la aerolínea: "Tal como hablamos por teléfono, voy a presentar la oferta por Cosmo de los aviones de Pluna. En cuanto termine te llamo y te cuento que tal salió. Obviamente que no implica ningún compromiso para Cosmo, quizás algo a nivel mediático. Te aviso por si algún periodista llamase a tu oficina (no creo), pero en tal caso diles que tienes un funcionario en la subasta (no des nombres tampoco), y si preguntan no digas que tienes relación con Buquebus. Estamos en contacto. Te aviso apenas salga".

Más recorrido

Previamente, el catalán desarrolló su actividad como director general de Girjet (2003-2006), donde cerró su último ejercicio con un beneficio de 1,45 millones de euros. Entre 2006 y 2010 fuer director general de Orionair, quebrada durante su estancia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad